Hoy

La iglesia de Santa María continúa con sus mejoras en la cubierta

La iglesia de Santa María en obras. :: JSP
La iglesia de Santa María en obras. :: JSP
  • Estas obras son necesarias para evitar filtraciones y humedades

La parroquia de la iglesia de Santa María y su consejo económico, poco a poco, va cumpliendo con las obras previstas para el mantenimiento de este templo, una de las principales joyas arquitectónicas de la ciudad. Ya, en la inauguración en el mes de junio del acceso a lo más alto de la torre Julia, así como de la recuperación de la sillería del siglo XVI, el párroco, José Conde y el arquitecto Manuel Viola anunciaron la necesidad de mejorar una zona de la cubierta. Estas obras, por fin, ya están en ejecución, a través de la entidad local 'Construcciones LIM'.

La actuación consiste en la instalación del material 'onduline' en el tejado en una de las zonas donde no había. Este hecho provocaba que se filtrase el agua y que mojasen los muros, con la creación de goteras y humedades. Todo ello conllevaba el deterioro de la iglesia y, concretamente, de unas bóvedas. Estos trabajos se completan con la reposición de las tejas apropiadas según la normativa vigente. El párroco, José Conde, sostiene que esta actuación era necesaria no solo porque había filtraciones en el edificio, sino también porque se estaban levantando esas tejas y podían caer encima de alguna persona, con el daño correspondiente. Por tanto, no duda de la importancia del proyecto.

La obra se puso en marcha hace 17 días. Para ello, la empresa constructora ha colocado unos 'adornos' especiales en una de las fachadas del templo. Se trata de 430 metros de andamio. Su responsable apunta que ha sido necesario invertir cuatro días en esa instalación y otros tres o cuatro se precisarán para su retirada. Confía en que las obras se terminen la semana que viene. Todo dependerá de la lluvia, anunciada para los próximos días.

Conde reconoce que se necesita mover mucho papeleo y permisos para realizar este tipo de actuaciones. Matiza que antes no se ha podido ejecutar, debido a la presencia en la ciudad del cernícalo primilla. Una vez que se ha tenido el permiso de Medio Ambiente, se ha buscado el visto bueno de la Dirección General Patrimonio y del Ayuntamiento. Ya, con las licencias y las autorizaciones correspondientes de las distintas administraciones en mano, se ha comenzado con la obra. «El proceso es lento y cuesta mucho».

Añade que este tipo de alternativas es posible gracias al pago de la entrada a Santa María de los turistas. También destaca la colaboración del Ayuntamiento, además de otras entidades públicas y privadas, junto a aportaciones de los feligreses y al trabajo del consejo económico de la parroquia.

Conde, ahora, está a la espera de que se pongan los paneles informativos prometidos por el Ayuntamiento, relacionado con la torre Julia. Sostiene que están pendientes de ejecución. También quiere mantener una entrevista con el alcalde, Alberto Casero, ya que pretende arreglar el solado del último piso de esta torre. Aunque se está a la espera de presupuestos de distintas empresas, detalla que el Ayuntamiento se comprometió a pagar el material.

Además de esos proyectos, esta parroquia también tiene pendiente hacer una importante intervención en la iglesia de San Francisco, debido a las carencias existentes.