Hoy

40 jinetes del grupo de amigos del caballo peregrinan a Guadalupe

  • La marcha transcurrirá siempre por caminos

La agrupación de amigos del caballo de Trujillo, perteneciente al Honrado Concejo de Caminos de Guadalupe a Caballo, peregrinarán a la villa guadalupana. En esta ocasión, esta formación local estará compuesta por unos 40 jinetes, un número inferior al de ediciones pasadas. Uno de los promotores, Álvaro Murillo, detalla que hay habituales que no pueden asistir por motivos laborales. Destaca que también habrá una notable ausencia, como es la del compañero Luis Villa, que falleció hace unos meses. «Siempre estuvo con nosotros, no faltó ningún año». Por este motivo, llevarán un crespón negro en el estandarte del grupo y, en su honor, harán un sencillo acto en la entrada a Guadalupe.

La marcha comenzará mañana por la mañana. Transcurrirá siempre por caminos. A media mañana, habrá un aperitivo a la altura del Torreón. Seguidamente, se parará en Zorita para comer. La marcha continuará hasta Logrosán, donde se dormirá. Para ello, ya se tiene organizado las pernoctaciones. Murillo apunta que en la población logrosana se asistirá a la misa del peregrino. Recuerda que suele haber un buen ambiente, ya que se unirán muchos peregrinos.

El 12 de octubre, sobre las 8.30 horas, se iniciará el camino a caballo para llegar a Cañamero. A partir de ahí, los jinetes se dirigirán a los aledaños de Guadalupe donde se reunirán participantes de diversos lugares. Tras una gran comida, las agrupaciones irán, poco a poco, entrando a caballo en Guadalupe. La de Trujillo accede en el puesto undécimo. «Esta entrada es muy emocionante y este año más, por las ausencias», apunta.

La peregrinación de este año se lleva preparando desde hace un mes. Murillo recuerda que hay que contratar las comidas y acordar los lugares donde hay que llevarla, reservar habitaciones para dormir y la cerca donde se dejan los caballos esa noche. También hay que contar con un camión para la vuelta.