Hoy

Nuevas aportaciones de Pizarro y de la conquista del imperio Inca

Ponentes y asistentes a las jornadas. :: JSP
Ponentes y asistentes a las jornadas. :: JSP
  • Algunos expertos recordaron que, además de la fuerza, hubo alianzas con pueblos indígenas

El conquistador trujillano y el proceso de colonización del imperio Inca fue, una vez más, objeto de debate ayer en el palacio Barrantes Cervantes. Los ponentes ofrecieron distintas aportaciones para tener una visión global de esa parte de la historia. Así transcurrió la jornada anual que realiza la Fundación Obra Pía de los Pizarro, sobre 'Extremeños en América en los siglos XVI y XVII'. En esta ocasión, se basó en 'Francisco Pizarro y la conquista del Incario. Visión para el siglo XXI'. Contó con la participación de unas 140 personas, en su mayoría estudiantes de la Universidad de Extremadura (UEx), junto a sus docentes. También estuvieron el presidente de la Fundación, Hernando Orellana, y el alcalde, Alberto Casero, quien recordó el papel fundamental de Trujillo y de los trujillanos en la historia de América.

En la presentación de esta jornada, el director del Departamento de Historia de la UEx, Enrique Maradiellos, explicó que, con los nuevos análisis, esa Conquista supera una visión estrictamente catastrofista. Por tanto, reconoce que también hubo una lucha de indios contra indios, en los que los europeos, como Pizarro, aprovecharon fisuras internas, así como alianzas. Este profesor, asimismo, considera que hubo coordinación entre fuerza bruta, diplomacia, astucia y golpe de fortuna. No tiene dudas de que así se puede entender que el conquistador trujillano, con menos de 200 hombres, pudiese vencer al ejército de Atahualpa. Maradiellos, igualmente, resaltó que esa fase de colonización dio paso a una nueva cultura basada en el mestizaje y la integración.

Una de las ponentes, la profesora Pilar Ponce, de la Universidad Complutense de Madrid, puso de manifiesto la situación política y social de la zona en el momento de la llegada de Pizarro. Según los intereses, cada pueblo indígena veía a los españoles de una forma o de otra. Algunos de ellos, sometidos por el imperio Inca, los trataron como los salvadores y, por tanto, fueron sus aliados. Detalla que fueron miles personas los que se unieron al ejército de Francisco Pizarro. Ponce recuerda, asimismo, que Atahualpa estaba en una zona hostil para él.

En esta misma línea habló Bernard Lavalle, de la Universidad de la Sorbonne. Recordó que los incas estaban divididos y en guerra. A partir de ahí, uno de los bandos se alió con los españoles y se aprovecharon mutuamente. A pesar de ello, «toda guerra es despiadada y los españoles no fue ni más ni menos». Por su parte, Jaime Olmedo, de la Real Academia de la Historia, destacó la importancia de los datos biográficos. En este sentido, considera fundamentales los estudios particulares sobre los protagonistas de la Conquista, que tomaron una serie de decisiones. «Aun siendo acciones enmarcadas en un ámbito geográfico concreto, son acciones que están justificadas por la personalidad individual de cada uno», añadió.

«En su sitio»

Otro de los participantes, Esteban Miras, Doctor en Historia de América, recordó que, con la jornada de ayer, se consiguió hacer una revisión de esa parte de la historia para el siglo XXI. Resaltó que se ha lanzado la idea de un Francisco Pizarro ajeno de estereotipos, ya que para unos es un villano y para otros, es un héroe. Considera que se puso la figura «en su sitio». En las distintas ponencias, se analizó al conquistador y guerrero, pero también a la persona, que fue hijo de su tiempo y se comportaba como todos el mundo esperaba, según Mira. «Tiene su parte negra, como cualquier conquistador del siglo XVI, que mataba o moría por conseguir su fortuna, pero también es cierto que era víctima de una época y de una forma de pensar», añade.

En esta iniciativa, también participó Edwin Raúl Greenwich Centeno. Habló del proyecto de investigación bioarqueológico e historiográfico de los restos encontrados en Lima del conquistador trujillano, proyecto que él dirige.