Hoy

El abanderado asegura que existen gastos que no ha autorizado

  • Rivas reconoce sobrecostes pero se desvincula de las facturas que no ha firmado

El abanderado de las fiestas de San Juan, José María Rivas, asegura que las cuentas las tiene claras y que no asume los gastos que no ha autorizado. Así se defendió Rivas después de presentar las cuentas y de que el alcalde de Coria anunciara que convocará un pleno y planteara reducir otras partidas para solucionar el descuadre.

«El sobrecoste motivado por el considerable aumento del precio del seguro y los gastos del sobrero los asumo, no hay problema, pero no me pueden hacer comulgar con ruedas de molino, los gastos que no he autorizado personalmente no los puedo asumir», dijo Rivas.

Las cuentas ascendieron a 253.529,98 euros, 26.029,98 euros por encima del presupuesto, (marcado en 227.500 euros).

Según explicó Rivas, el principal aumento de los gastos de este año ha sido el seguro de responsabilidad civil obligatorio para este tipo de eventos, que ha pasado de suponer el 2% del presupuesto en 2015, al 11,6% en 2016, con un coste total de 26.529,35 euros. A este obstáculo, se añade el coste del toro sobrero: 4.500 euros, «que desgraciadamente hubo que comprar», y que el abanderado asume consciente de las circunstancias. En cuanto a las cuentas presentadas por el alcalde según el informe de intervención, Rivas admitió los casi 10.000 euros de diferencia imputados a las partidas de San Juan, pero no reconoce facturas y cargos, ya que según explicó, en ningún momento han contado con su consentimiento o con su firma.

«Entre esos gastos están la compra de material para hacer unos 'sombrajos' para corrales, que no se han hecho; material para vallas antipánico para conciertos que no se han empleado en San Juan; las varas para los pastores y los 2.727 euros de sueldo de agosto del personal contratado para San Juan, que estuvo trabajando cuando ya estaba todo desmontado», contó. Tras las declaraciones de García Ballestero, Rivas lamentó que «hayan reventado los presupuestos de San Juan y que hayan politizado las fiestas».

En cuanto a la convocatoria de un pleno, Rivas dijo que «es una excusa para poner otros puntos en el orden del día que sí le interesa al alcalde su urgencia», ya que según aseguró, con modificar las partidas presupuestarias en el ordinario de noviembre es suficiente. José María Rivas finalizó diciendo que espera que el alcalde presente las facturas firmadas por el abanderado, «con la diferencia que hay entre las cuentas presentadas por él y las reconocidas por mí», sentenció.