Hoy

El IES Turgalium apuesta por un servicio para mediar en conflictos

La coordinadora del proyecto junto a la directora del centro. :: JSP
La coordinadora del proyecto junto a la directora del centro. :: JSP
  • Un grupo de docentes y alumnos se formó el pasado curso en la resolución de problemas

El IES Turgalium arrancó el pasado curso la primera fase del novedoso proyecto de servicio de mediación para la resolución de conflictos. Para ello, se formó un grupo de docentes y alumnos. Ahora, la intención es que se ponga en marcha de nuevo esta apuesta. La coordinadora de esta iniciativa, Gloria Salvador, explica que estas primeras semanas del curso escolar se están empleando para formar a los nuevos docentes que se han unido al proyecto, así como a algunos estudiantes. Además, se está adecuando una sala. La intención es dotarla con algunos elementos para que sea acogedora y nada fría.

Otro de los pasos inmediatos es volver a dar difusión de este proyecto al alumnado, en las horas de tutoría de cada curso. También se realizarán charlas y panales informativos.

La coordinadora recuerda que este servicio lo tienen que solicitar los alumnos. A partir de ahí, se estudia el caso. Si se considera que es mediable, se un mediador. Esa figura será ocupada por un profesor y un alumno. A partir de ahí, se darán las pautas necesarias para intentar llegar a un acuerdo. «Nosotros no tomamos la decisión por ellos, les damos las guías para resolver los conflictos», asegura.

Este servicio se puede llevar a cabo entre alumnos o entre estudiante y profesor. Asimismo recuerda que las dos partes tienen que estar de acuerdo para recibir esa prestación.

La intención es que se ponga en marcha, ya de una forma definitiva, dentro de dos o tres semanas, tras ofrecer la información oportuna. Junto a esa difusión, se trabajará qué es un conflicto mediable y cómo se puede resolver. Salvador reconoce que la conflictividad en el instituto es baja. A pesar de ello, ocurren casos que se pueden solucionar. Mediante este proyecto, igualmente, se pretende guiar a los alumnos «para que ellos sepan resolver sus propios conflictos». Finalmente matiza que hay determinados problemas que no se podrán tratar en el servicio de mediación, como son los relacionados con violencia. En este caso, se tomarán otras medidas.