Hoy

Ángela Miguel. :: mam
Ángela Miguel. :: mam

Ángela Miguel desmiente las acusaciones del PP

  • La edil independiente estudia presentar una denuncia por calumnias y difamación

«Todo es mentira». Así de contundente se mostró ayer Ángela Miguel, concejala del Grupo Independiente, en relación con las acusaciones que hizo el día anterior el PP sobre el chantaje a que somete al equipo de gobierno o que apruebe los informes sin leerlos. Esas declaraciones las estudiará un abogado por si ve motivos para presentar una denuncia por calumnias y difamación.

Según Ángela Miguel, «ahora que la portavoz popular, María Milagros Rodicio, no tiene cargos importantes se dedica a cotillear lo que se cuenta en los bares» y lamentó que la han cogido a ella como cabeza de turco para «rellenar sus vacíos, al no tener críticas importantes que hacer al desarrollo de las fiestas de San Miguel».

En su intervención entró a rebatir las acusaciones. Primero insistió en que lee todos los informes «las veces que haga falta», si bien en el caso concreto que manifestó el PP, Miguel contó que se lo entregaron en mano en la misma comisión informativa dado que se lo habían explicado los técnicos municipales con anterioridad.

Igualmente desmintió que haya dicho que votará siempre en contra del PP. «No voy a votar los caprichos y tonterías que se lo ocurren a la persona que dirige el partido por detrás, pero sí estaré a favor cuando sea bueno para los moralos», comentó.

Asimismo señaló que mienten «con mayúscula» cuando les critican por formar parte del equipo de gobierno. «Somos independientes y lo vamos a seguir siendo en lo que queda de legislatura. Ni del PP ni del PSOE, porque no nos hemos querido unir con nadie». La edil criticó que después de tantos años con mayoría absoluta, «en los que han hecho lo que les daba la gana, no entienden lo que está pasando y que son otros los que toman las decisiones, con la diferencia de que ahora explican las cosas y piden opinión», afirmó. A su vez, aseguró que ahora tienen informes de todo, «vemos lo que hay y decidimos si votar a favor o no».

El aseo portátil

Sobre el aseo público portátil, que según los populares obligó a retirar de su calle para no romper el pacto de gobierno, se preguntó qué pacto hay que romper cuando «no existe ninguno». Además afirmó que no ha tenido nada que ver con ese aseo, que ni le molestaba, puesto que ella entra a su vivienda por la calle Urbano González Serrano y se colocó en río Miño.

«Yo no he hablado con nadie para que se quite. Ahora bien, si hay alguien que dice que yo se lo he comentado que lo diga públicamente», insistió. Para terminar, señaló que en política no vale todo, «como parece entender el PP con sus mentiras, frente a la honradez, la sinceridad y la seriedad que ellos defienden, siempre desde la independencia».