Hoy

Alberto Casero nota lentitud y falta de experiencia en la gestión de la Diputación

Los políticos frente a una obra gestionada por la Diputación. :: M. B.
Los políticos frente a una obra gestionada por la Diputación. :: M. B.
  • Recuerda que se perdió un convenio para continuar con el Certamen de Teatro

«Se nota cierta lentitud y cierta falta de experiencia». Así, el alcalde, Alberto Casero, calificó ayer la gestión del equipo de gobierno de la Diputación de Cáceres, ahora en manos socialistas. Estas manifestaciones fueron pronunciadas tras la reunión que mantuvo en la ciudad trujillana, con diputados provinciales del Grupo Popular y a pie de una de las obras llevadas a cabo por la institución cacereña.

El primer edil también criticó los «muchos» cambios de criterio en la toma de decisiones. En este sentido, recordó que se perdió un convenio firmado entre ambas entidades en materia de cultura para poder continuar con la celebración del Certamen de Teatro Iberoamericano. Según Casero, desde la Diputación, se dijo que se iba a sacar una convocatoria de concurrencia competitiva para poder optar a financiar esta iniciativa. Sin embargo, al final, se retrasó y no se pudo llevar a cabo. Sostiene también que hay otros temas pendientes. Recuerda que se necesita la colaboración de la Institución provincial para el arreglo del acceso a Huertas de la Magdalena, así como para hacer mejoras en el edificio del teatro Gabriel y Galán, inmueble que, por otra parte, es propiedad de la Diputación.

El primer edil considera, asimismo, que es necesario que haya colaboración con el grupo mayoritario de la oposición que «también ayuda y coparticipa con nosotros en todas esas demandas».

Tras esta intervención, habló el portavoz del PP en la Diputación cacereña, Alfredo Aguilera. Afirmó que esta institución está sumida en una inercia que no beneficia a la provincia. Considera que existe «descoordinación e improvisación» en su día a día. Este hecho se traduce, por ejemplo, en que, al falta de tres meses para que se acabe el ejercicio presupuestario, el índice de ejecución de ese presupuesto es el más bajo de los últimos años. Por tanto, según Aguilera, todo ello conlleva la ralentización en las obras y la falta de inversiones en los pueblos.

Criticó, igualmente, que se haya reducido las subvenciones directas a las poblaciones más grandes de la provincia, como puede ser Trujillo, Navalmoral de la Mata, Coria y Miajadas. «En la última propuesta del plan Activa 2017-2018, ya se está consagrando». El portavoz popular apuntó que esta disminución de las partidas no afecta a los ayuntamientos, sino a los ciudadanos. Sin embargo, este plan siempre ha sido un instrumento de reparto objetivo de los fondos. A pesar de ello, en esta ocasión, a las poblaciones mayores se les está perjudicando, dijo.

Ante esta situación, la intención de los populares es proponer alternativas viables. Una de ellas es que se reduzcan los gastos superfluos y se aumenten las inversiones directas a los municipios.