Hoy

La multitudinaria marcha contra el cáncer tiñe de rosa la ciudad

Participantes de la marcha, ayer. :: JSP
Participantes de la marcha, ayer. :: JSP
  • Más de 2.600 personas participan en esta cita solidaria que vuelve a superar sus números

Las primeras ediciones solo contaba, en su gran mayoría, con participantes de la ciudad. Sin embargo, poco a poco, se van sumando vecinos de otras localidades. Prueba de ello, ha sido, esta quinta edición, con una gran participación de personas de municipios de la zona. Sin duda, se puede decir que ya es un referente comarcal y provincial. Se trata de la multitudinaria marcha solidaria contra el cáncer que tuvo lugar ayer en el municipio trujillano. Este evento provocó que, un año más, las vías principales se tiñeran de rosa.

La iniciativa estuvo organizada por la delegación trujillana de la Asociación Española Contra el Cáncer, con el apoyo del Ayuntamiento, así como de entidades privadas. Como ha ocurrido desde sus inicios, cada edición supera los números del año pasado. En esta ocasión, al final, se vendieron 2.610 dorsales (en 2015, no se llegó a los 2.500). Su precio fue de 3 euros y de 5, si también se quería esa camiseta rosa distintiva de esta marcha. La recaudación irá destinada a la investigación para erradicar esta enfermedad.

Los promotores ya estaban, a las ocho de la mañana, en la plaza Mayor, lugar de la salida, para ultimar preparativos. Media hora después, comenzaron a repartir dorsales. Así estuvieron hasta bien pasadas las 10.30, hora prevista de inicio. Solo en la plaza, se dieron más de 500 dorsales. El resto se entregó durante la semana en el Ayuntamiento.

La marcha contó con participantes de todas las edades, desde pequeños, hasta personas de avanzada edad. "Aunque no me encuentro bien, no puedo faltar", señalaba una vecina. Muchos padres también acudieron con sus hijos en sus charritos y sillas. En algunos casos, incluso, algunos vecinos estuvieron con sus perros con su lazo rosa.

Los mas atrevidos hicieron los cinco kilómetros del recorrido corriendo y, la gran mayoría, andando. Desde la plaza, esa marea rosa fue por las avenidas Coronación y Reina María Cristina, dirección Huertas de Ánimas. Tras pasar por las calles Olalla, Ambrosio Tejado, se dirigió hacía Fuentecilla dirección de nuevo plaza Mayor. Fue cerrada por la ambulancia de Cruz Roja.

Tras la marcha, las organizadoras siguieron vendiendo elementos que realizan con el mismo fin solidario. Después, hubo una degustación de paella y migas, con la colaboración de diversos establecimientos. El plato tuvo un precio de un euro. Tuvo una gran acogida.