Hoy

El albergue municipal, pendiente de la luz y el vallado perimetral

El edificio del albergue y aula de naturaleza. :: JSP
El edificio del albergue y aula de naturaleza. :: JSP
  • Aunque la construcción se terminó hace unos meses, su apertura se está retrasando

Las obras en las antiguas escuelas de Belén para poner en marcha un albergue municipal y un aula de naturaleza, se terminaron ya hace meses. A pesar de ello, sus puertas siguen cerradas. El concejal de Medio Ambiente, David Pablos, explica que se está pendiente de dar la luz a las instalaciones. Además, hay que instalar el vallado perimetral en el terreno. Por tanto, hasta que no se lleven a cabo estas últimas actuaciones, no se pretende abrir estas dependencias al público.

El edil reconoce que esa apertura se está retrasando en el tiempo. Remarca que el problema, como suele ser habitual, es la falta de dinero. Por ello, se está pendiente de partidas de otras administraciones para ir, poco a poco, con las intervenciones que son necesarias, como es ese vallado. También sería conviene hacer una limpieza en la zona, así como adecentar la entrada.

El edil matiza que la obra más importante ya está realizada, como es la remodelación de ese inmueble para su nuevo fin, ya que se encontraba en estado de abandono. Además, estaba sufriendo actos vandálicos en su interior. Gracias a la remodelación ejecutada, el edificio cuenta con un salón multiusos, habitaciones, un comedor, zonas de aseos, además de un despacho y una sala de reuniones, junto con dos almacenes, entre otras dependencias. También ya está disponible el mobiliario necesario, que está guardado para que se pueda mantener en el mejor estado posible.

Pablos confía en que pronto se den los pasos oportunos para su puesta en funcionamiento. Detalla que ya ha habido solicitudes de grupos para su utilización, pero reitera que la decisión es de no abrirlo hasta que no esté totalmente finalizado. Recalca que el proyecto no se ha echado en olvido.

Este albergue municipal está teniendo más trabas de las esperadas. Hace ya unos años que se lleva hablando de esta iniciativa en el Ayuntamiento. En junio de 2013, tuvo el visto bueno para recibir una subvención por parte del grupo de acción local del territorio. Superó distintos trámites y fue necesario modificar el proyecto inicial. Al final, las obras comenzaron en marzo de 2015. Ahora faltan los últimos detalles para que se haga realidad, aunque no hay fecha de apertura.

Lo que se tiene claro desde el principio el equipo de Gobierno es que la gestión de este servicio debe ser asumida por manos privadas.