Hoy

«Un recuerdo en los corazones de los que amamos a la Virgen»

La iglesia de las Angustias, engalanada y llena de fieles. :: MAM
La iglesia de las Angustias, engalanada y llena de fieles. :: MAM
  • El nombramiento de las Angustias como alcaldesa perpetua cierra el 75 aniversario de su proclamación como patrona de la ciudad

La iglesia de las Angustias, y buena parte de los fieles que llenaban el templo, lucieron sus mejores galas en la noche del jueves en el acto de nombramiento de la Virgen como alcaldesa perpetua, en el 75 aniversario de su proclamación como Excelsa Patrona de Navalmoral. Fue en la despedida de las fiestas que se han celebrado en su honor.

María Ángeles Sánchez, presidenta de la Asociación de la Virgen, fue la encargada de abrir la solemne celebración eucarística, que presidió el obispo emérito de Segovia, Ángel Rubio, acompañado por una decena de sacerdotes. Sánchez manifestó que se trataba de un acontecimiento «emotivo e importante», que recuerda al que se vivió en 1941 cuando fue proclamada patrona por el pleno de entonces, también a propuesta de la asociación.

«Este acto será un recuerdo imborrable en los corazones de quienes amamos a la virgen», dijo, para agradecer después el apoyo de la alcaldesa, Raquel Medina, a la propuesta realizada y la presencia en la iglesia de concejales de distintos grupos municipales y de anteriores alcaldes, como Tomás Yuste, Salud Recio y Rafael Mateos.

Después señaló que se trataba de un «ejercicio claro y rotundo de devoción y respeto. Un título honorífico que no va más allá de lo que es, la entrega de una réplica del bastón de mando, ya que la virgen seguirá en su ermita escuchando problemas o alegrías o esperando a quienes vayan a rezar».

A continuación intervino la alcaldesa, para quien era un día grande y de júbilo, antes de leer el concejal Alfredo Vizcaíno el acta del acuerdo de pleno que nombraba a la patrona alcaldesa perpetua, destacando la «devoción y el fervor que sienten los moralos por las Angustias desde tiempo inmemorial».

Tras esa lectura alcaldesa, presidenta, Obispo y el párroco de la Angustias, Felipe Sánchez, colocaron el bastón junto a su imagen, entre el aplauso de los presentes.

A partir de ahí se inició la eucaristía, en la que cantó la coral Amigos de la Música. A su término la virgen salió en procesión para volver a la ermita a los acordes de la Banda de Música, siguiendo un recorrido más largo de lo habitual al hacer parada en la iglesia de San Andrés.