Hoy

Miguel Escobar es bombero en la central de Almaraz. :: HOY
Miguel Escobar es bombero en la central de Almaraz. :: HOY

Miguel Escobar, de 25 años, nuevo alcalde de Higuera de Albalat

  • El joven socialista sustituye al popular Victorino González, que dimitió al quedarse en minoría

La alcaldía de Higuera de Albalat se ha rejuvenecido de manera notable, tras la renuncia de quien ha sido su máximo regidor en el último lustro, Victorino González, y la toma de posesión de Miguel Escobar Cordero, un joven de 25 años que trabaja como bombero en la central nuclear de Almaraz. También ha supuesto un cambio en el partido que gobierna, al pasar del PP al PSOE.

Las elecciones municipales del 2015 arrojaron unos resultados muy apretados en esta pequeña población del Campo Arañuelo, de poco más de 100 habitantes. Entonces el PP obtuvo 53 votos, el 50,48%, por 48 el PSOE, el 45,71%. Una prueba más de lo igualado que se sabía iban a estar las cosas es que se produjo uno de los porcentajes de participación más elevados de la región, el 97,22%, al quedarse solo tres de sus 105 electores sin votar.

Esos cinco votos de diferencia hicieron que repitiera como alcalde Victorino González -que cuatro años antes había desbancado al socialista Abdón González tras varias legislaturas al frente del Consistorio- acompañándole Ildefonso Pérez y Blanca Cordero en el equipo de gobierno, quedando en la oposición los socialistas Javier Fernández y Tomás Amor.

Dimite Ildefonso Pérez

Sin embargo la reciente dimisión de uno de los concejales populares, Ildefonso Pérez, por motivos de salud, ha cambiado ese reparto, ya que su sustituto es un miembro de la candidatura del PSOE, Miguel Escobar, lo que decanta la balanza favor de los socialistas 3-2. Eso ha llevado a Victorino González a renunciar a la alcaldía antes de someterse a una moción de censura. En un pleno celebrado el pasado día 7 fue elegido alcalde Miguel Escobar, porque sus compañeros que ya estaban en la Corporación no querían o no podían asumir esa responsabilidad.

El relevo en la alcaldía llega tras un verano un tanto extraño que se ha vivido en Higuera, según apuntan algunos vecinos, que critican que el anterior equipo de gobierno haya volcado sus esfuerzos en el centro de interpretación de las abejas en detrimento de otros aspectos de la vida municipal, además de problemas relacionados con la piscina o la concesión del centro social. Todo ello ha derivado en un ambiente enrarecido y un enfrentamiento entre vecinos, sobre todo a través de las redes sociales con comentarios, críticas o descalificaciones personales.