Hoy

Las piscinas de Trujillo y Huertas cerrarán el día 15 de septiembre

La piscina de Trujillo, ayer . :: JSP
La piscina de Trujillo, ayer . :: JSP
  • La concejala hace una valoración positiva, aunque ha habido que solucionar problemas

La afluencia de usuarios a las piscinas municipales ha bajado considerablemente. La celebración de las fiestas patronales unida, en estos últimos días, a la bajada de temperaturas, ha hecho que ya solo unos cuantos decidan pasar su tiempo libre en estas instalaciones veraniegas, que cerrarán el 15 de septiembre. De este modo, se cumplen los tres meses prometidos.

Atrás quedan esas jornadas calurosas en las que la piscina trujillana ha contado con una media de 600 personas por día. La de Huertas también ha tenido una buena aceptación. Con esa afluencia, la concejala delegada, Gema Bernat, apunta que la temporada ha sido positiva, aunque reconoce que han surgido problemas puntuales. Uno de de ellos fue una avería con los motores de la instalación trujillana, que se solucionó en 24 horas. También hubo inconvenientes con unos insectos. Bernat apunta que suelen acudir a final de temporada, cuando los recursos acuíferos de la zona se van secando y se trasladan donde hay agua. Se hicieron, igualmente, las gestiones oportunas.

La edil sostiene que el agua siempre ha estado en perfectas condiciones. Prueba de ello es que se han pasado todos los exámenes sanitarios realizados por los veterinarios responsables. Recuerda que este personal es muy existente con las piscinas de Trujillo.

Proyectos de mejora

Con el final de temporada, ya piensa en proyectos de mejora. La concejala reconoce que uno de los grandes problemas que tiene la piscina trujillana es el césped, que no se encuentra en las mejores condiciones. «Una instalación que mueve mucha gente y que no cierra ningún día es difícil su mantenimiento». Sostiene que toda mejora supone un importante desembolso económico. Por ello, su remodelación no es sencilla. A pesar de ello, se buscarán ayudas para repararlo.

En la piscina de Huertas de Ánimas, la intención es hacer una mejora de los servicios y vestuarios, que están ya obsoletos. Para ello, ya se tiene redactado el proyecto y se presentará a una orden de subvenciones de la Diputación Provincial de Cáceres. Bernat espera que se conceda el dinero solicitado. esperaera a lo máximo, 30.000 euros. A partir de ahí, el Consistorio deberá aportar el resto para completar la obra. Otra de las necesidades en esta piscina es la remodelación de su vaso grande. También precisa una fuerte inversión.