Hoy

Granadilla vuelve a entrar en el proyecto de recuperación de pueblos abandonados

Vista aérea de Granadilla:. GOOGLE
Vista aérea de Granadilla:. GOOGLE
  • El pueblo cuenta con unas 50 edificaciones recuperadas, utilizadas todas ellas por el programa educativo

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha convocado las ayudas para participar en el programa de recuperación y utilización educativa de pueblos abandonados durante el verano de 2016, que permitirá actuar, entre otras localidades, en Granadilla (Cáceres).

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy la resolución que regula esta convocatoria.

Así, podrán participar alumnos de centros docentes y de secciones españolas en centros de otros países miembros de la Unión Europea que cursen tercero o cuarto de Enseñanza Secundaria Obligatoria y Formación Profesional Básica, Formación Profesional de Grado Medio y Bachillerato.

En cualquier caso, la edad máxima de participación será de 18 años cumplidos en el año de la convocatoria.

Esta iniciativa, en la que colaboran los ministerios de Fomento y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y las comunidades autónomas de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, permite la realización de actividades en los pueblos de Búbal (Huesca), Umbralejo (Guadalajara) y Granadilla (Cáceres).

El importe máximo destinado a las ayudas, para un total de 525 alumnos, asciende a 48.513 euros.

El plazo de presentación de solicitudes se extenderá hasta el 15 de junio.

Acercamiento a la vida rural

El Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados es un proyecto educativo complementario a la enseñanza en las aulas que pretende un acercamiento a la vida rural de jóvenes que, en su mayoría, viven en espacios urbanos, y a los que se les brinda la posibilidad de comprender la necesidad de un cambio en las actitudes para asegurar el equilibrio futuro del hombre en su entorno.

Las actividades que se llevan a cabo están vinculadas con el medioambiente, la salud, la animación y convivencia, y la recuperación cultural y física.

Se incide de forma especial en la educación ambiental y el reconocimiento del destacado papel que juega la naturaleza en la vida de las personas y en el desarrollo de la sociedad, así como en la necesidad de adoptar decisiones y de actuar para evitar su deterioro.

Por lo que respecta a la sede extremeña, la villa de Granadilla está situada al norte de la provincia de Cáceres y hoy queda reducida a una península, con una única vía de acceso por el lado norte, ya que las vegas del río Alagón y Aldobara que la rodeaban quedaron cubiertas por las aguas del embalse de Gabriel y Galán.

Actualmente el pueblo cuenta con unas 50 edificaciones recuperadas, utilizadas todas ellas por el programa educativo.