Una vecina de Monesterio devuelve un sobre con 2.000 euros que encontró en la calle

Paqui Rodríguez, en su casa de Monesterio.:: I.A./
Paqui Rodríguez, en su casa de Monesterio.:: I.A.

«Amigo, estás de suerte, tu dinero lo tengo yo». Son las palabras que pronunció Paqui Rodríguez cuando localizó al dueño del dinero extraviado

ISABEL AMBRONA

La afirmación popular de que el dinero no tiene sello carece de validez para Paqui Rodríguez, una vecina de Monesterio que no dudó en devolver un sobre que contenía más de 2.000 euros y que encontró en plena calle.

Fue el jueves por la mañana, a eso de las doce, cuando Paqui regresaba a su casa tras comprar fruta. Entre el paraguas, ya que llovía bastante, y las bolsas de la compra, fue pura casualidad que se diera cuenta de un sobre blanco de bastante grosor tirado en el suelo. «Al cartero se la ha caído una carta», fue su primero pensamiento. «Le puse el pie encima para ver qué había dentro y cuál no fue mi sorpresa que empezaron a volar billetes». En el paso de peatones se paró uno de 20 euros y algunos de 50, incluso cruzaron la carretera y se posaron junto a la rejilla de una alcantarilla. Paqui no dudó en cruzar ni en pararse en el paso de peatones para recoger los billetes y meterlos en su bolsillo como pudo, ya que estaban mojados.

Acto seguido, llegó a casa, le contó a su marido lo que había sucedido y colocó el dinero encima de una mesa para que se secara, sin saber qué cantidad había exactamente. «Yo no sabía ni cuanto dinero había, ya que lo cogí de dos o tres sitios diferentes y venía cargada con las bolsas. Algo me decía que tenía que salir a la calle otra vez, ese dinero no era mío y tenía que ser de alguien». Y así fue, Paqui volvió a pasar por el lugar donde había encontrado el sobre, frente a una sucursal bancaria, donde vio a un hombre hablando por teléfono muy apenado. Realizó algunas gestiones en un establecimiento próximo a ese lugar y al volver hacía su casa escuchó la conversación del hombre del teléfono con una mujer que decía «se me ha tenido que caer aquí, entre lo que está lloviendo y el paraguas, se me ha caído y no me he dado ni cuenta, ha tenido que ser aquí». Al escuchar estas palabras Paqui se dirigió al hombre y le preguntó qué le había pasado. Él le dijo que se le había caído un sobre con dinero que acaba de sacar del banco. Fue entonces cuando Paqui se dirigió a él y le dijo «amigo, estás de suerte, tu dinero lo tengo yo».

De camino a casa, para hacerle entrega del dinero, el hombre le comunicó que el sobre contenía 2.050 euros que había retirado para compras relacionadas con su explotación ganadera.

«No sé si faltaba dinero o no, pero yo me he quedado muy a gusto y muy descansada por saber que ese dinero ha vuelto a su dueño. Podría habérmelo quedado, ya que cuando lo cogí nadie me vio, a pesar de ser una zona muy transitada», concluye la monesteriense muy orgullosa de su acto y muy agradecida por todas las felicitaciones que ahora está recibiendo por su honradez y humildad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos