El trabajador que sufrió ayer un golpe de calor continúa ingresado en la UCI

El suceso ha tenido lugar en la calle Ciudad Jardín de la localidad de Cabeza del Buey./Cedida
El suceso ha tenido lugar en la calle Ciudad Jardín de la localidad de Cabeza del Buey. / Cedida

El consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha subrayado que el pronóstico del enfermo es «reservado»

E.P

El hombre de 50 años que se desvaneció este jueves en la localidad pacense de Cabeza del Buey tras sufrir un golpe de calor continúa ingresado en la UCI del Hospital Don Benito-Villanueva.

Según informan desde la Consejería de Sanidad, el varón evoluciona favorablemente, aunque su pronóstico es reservado. Mañana podría pasar a planta si continúa dicha evolución.

Más

Ante lo sucedido, el Consejero de Sanidad José María Vergeles ha señalado que esperan que transcurran las primeras 24 horas de lo ocurrido para conocer la evolución del paciente y así poder avanzar más sobre el pronóstico del mismo.

Hasta ahora, el consejero ha subrayado que el pronóstico del enfermo es «reservado», lo que quiere decir que no es ni grave ni menos grave, sino que los profesionales se reservan dicha predicción hasta ver la evolución del propio paciente.

Según informó la alcaldesa del municipio, Ana Belén Valls, el trabajador es un empleado eventual del ayuntamiento que estaba trabajando en en el cambio de tuberías en la calle Ciudad Jardín. Además, ha indicado que el hombre, que tiene un problema de sobrepeso, había bebido agua para hidratarse.

Recomendaciones ante la ola de calor

Por lo sucedido, Vergeles ha recomendado a la ciudadanía protegerse en las horas centrales del día debido a las altas temperaturas, al mismo tiempo que asegura que deben hidratarse correctamente, llevar ropas claras y ligeras en la mediada de lo posible y no intentar hacer ejercicio físico en las horas centrales del día.

Asimismo, el consejero de Sanidad recomienda que ante el más mínimo síntoma de golpe de calor, el cual se manifiesta con escalofríos, con calambres, con subidas de la temperatura o con mayor sensación de sed, «se debe acudir al centro sanitario para ser valorado y así no se llegue a un grado de más gravedad», ha dicho.

De esta forma, Vergeles espera que pase pronto esta segunda ola de calor del período estival, para así no lamentar ni golpes de calor como éste ni el riesgo extremo de incendios en el que se encuentra la región, ha apuntado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos