La Serena busca soluciones ante una ola de robos en varias localidades

El alcalde de Zalamea se reunió con la subdelegada del Gobierno en Badajoz para establecer un operativo

MARÍA FORTUNA

La comarca de la Serena, y en concreto a localidad de Zalamea, ha padecido en este último mes una ola de robos que han vuelto a poner a alerta a los vecinos y las fuerzas de seguridad de la zona.

El fin de semana del 23 de septiembre, dos establecimientos de la localidad sufrieron dos robos. El primero de ellos en una conocida tienda de música donde lograron hacerse con varios instrumentos entre los que destacaron un gran número de guitarras, a diferencia que en una ferretería local donde solo hubo indicios de forcejeo en las puertas sin poder acceder al interior. El coche con el que se había realizado el robo, tras una persecución por las carreteras locales de la policía municipal, fue encontrado abandonado en la localidad de Palomas.

De forma paralela, ese mismo fin de semana, se perpetraron otros robos en varias localidades. La primera de ellas Quintana, donde se hicieron con un coche de alta gama y, por otro lado, un establecimiento de Esparragosa sufrió el segundo robo.

La siguiente semana del 25 de septiembre al 1 de octubre, el Hotel Trajano de Zalamea volvió a padecer un duro golpe cuando un grupo de hombres entró en el interior y sacó tres máquinas tragamonedas, de las cuales extrajeron todo el dinero del interior, que ascendía a más de seis mil euros, según informan fuentes de la Guardia Civil.

«Creemos que la primera ola de robos en los establecimientos de la localidad no se relaciona con lo ocurrido en el Hotel Trajano, porque en el segundo caso era una banda mucho más profesional, que sabía lo que hacía y venía preparada con utensilios adecuados para perpetrarlo. Desde la comandancia de Badajoz han contado con la colaboración de compañeros de Albacete, porque se baraja la posibilidad que los robos de esta banda se estén produciendo a nivel nacional», informa el alcalde de Zalamea, Miguel Ángel Fuentes.

Por todo lo sucedido, y teniendo en cuenta que la localidad sufrió otra ola de robos durante los meses de febrero y marzo de este mismo año, el primer edil ilipense solicitó una reunión a la Delegación del Gobierno en Badajoz, que se llevó a cabo el pasado lunes 6 de noviembre. «Los vecinos ya han comenzado a tener cierta intranquilidad, aunque los consideremos hechos aislados y sobre todo, aquellos que tienen negocios, por lo que la reunión con la Delegada era necesaria para comentar los hechos ocurridos y dar tranquilidad en el municipio».

Finalmente el primer edil, se reunió con Pilar Nogales Perogil, subdelegada del Gobierno en Badajoz, debido a que la Delegada se encontraba en un viaje de trabajo, y con el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Badajoz, José María Martínez Rangel. En el encuentro hablaron acerca de los hechos sucedidos en la zona y además analizaron los datos y las estadísticas de robos en relación a la región. «Zalamea se encuentra por debajo de la media regional y provincial, y las cifras han descendido en relación a las del pasado año», informa Fuentes.

Por otro lado, estudiaron el funcionamiento del protocolo que se puso en marcha durante la ola de robos del pasado año, para ver si se podría aplicar en esta ocasión y acordaron reforzar el sistema operativo de la comarca con un dispositivo especial. «Tenemos bastante encaminada la investigación y hemos identificado a los sospechosos, ahora queremos proceder a la recopilación de pruebas para que se le pueda imputar los delitos», informó Martínez Rangel. Por último, la subdelegada recalcó su disposición a colaborar con Zalamea en todo lo que fuera necesario «para solventar y terminar con esta difícil situación».

Fotos

Vídeos