Fin de semana para disfrutar de las aves y la naturaleza en La Roca de la Sierra

Fin de semana para disfrutar de las aves y la naturaleza en La Roca de la Sierra

REDACCIÓN

Hoy y mañana, la Roca de la Sierra celebra la cuarta edición del Festival de las Aves y la Naturaleza. El objetivo principal de este evento es dar a conocer el potencial turístico ornitológico y de naturaleza de la zona y fomentar el conocimiento, la valoración y la conservación de las aves de las dehesas extremeñas, así como generar información favorable que contribuya a su conservación. Este es uno de los dos festivales con la naturaleza como motivación y objetivo que la Diputación de Badajoz promueve a lo largo del año, junto con el de La Albuera.

Hay programadas multitud de actividaddes, destacando una serie de rutas de observación de aves, fauna y senderismo; talleres infantiles y familiares de de anillamiento, fotografía y astronomía para observación de estrellas; conferencias dedicadas al seguimiento de aves esteparias y de entornos urbanos; proyección de cortometrajes y documentales y exposiciones de arte y naturaleza, entre otras.

Este festival ya consolidado atrae tanto a profesionales y especialistas como a interesados de cualquier edad, sobre todo niños y familias. Se instalarán 200 cajas nido que se suman al medio centenar colgadas de árboles el pasado año. Las aves fidelizan su asentamiento en estos nidos y sirven para ayudar a que los árboles no se colonicen con plagas, pues algunas aves se alimentan de las larvas que crecen y se alimentan de los troncos ayudando a disminuir la incidencia de la seca.

Aves de la dehesa

Se está elaborando un catálogo con las aves de la dehesa, estudio que forma parte de un proyecto global para visitas de centros de enseñanza al Aula de la Naturaleza de La Roca de la Sierra.

Esto se complementa con miradores de aves de transición y zancudas, observación de estrellas y anillamiento de pájaros como el martín pescador y el abejaruco.

La dehesa boyal de La Roca cubre una extensión de casi 1.400 hectáreas de espacio adehesado y monte mediterráneo salpicada de lagunas y atravesada por la rivera de Lorianilla. Diversas rutas se abren paso entre las distintas zonas de la finca, lo que posibilita recorrer esta gran extensión y conocer las especies que la habitan.

Salpicando el territorio se pueden encontrar una ermita y otras edificaciones agrícolas tradicionales, además de merenderos y chozos donde pernoctar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos