El pintor Eduardo Naranjo será homenajeado con una nueva plazoleta en la calle Cervantes

La calle Cervantes, que se encuentra en obras. :: ISABEL AMBRONA/
La calle Cervantes, que se encuentra en obras. :: ISABEL AMBRONA

Lo obra contribuirá a la difusión de su arte entre monesteriense s y visitantes

ISABEL AMBRONA

Una nueva plazoleta que rendirá homenaje a la obra del pintor local, Eduardo Naranjo, será una de las acciones de mejora que dejará las obras que se iniciaban esta semana en la calle Cervantes del municipio, una de las vías de salida hacía la N-630 a su paso por Monesterio.

El pintor se encuentra ya junto a su hijo, y en colaboración con el Ayuntamiento, diseñando este espacio de descanso al aire libre, destinado tanto al disfrute de los vecinos como a la difusión de su obra y su trayectoria artística.

Las obras durarán alrededor de mes y medio y se han acometido gracias a una subvención, por valor de 128.760 euros, procedente de la Diputación de Badajoz.

Según apuntaba a HOY Monesterio Antonio Garrote, alcalde de la localidad, el proyecto de mejora pretende «compatibilizar y mejorar el tránsito de peatones y vehículos en una zona muy transitada del municipio».

Garrote también detalló que se produce «una aglomeración de peatones y vehículos prácticamente durante todo el día y desde el inicio de la calle Cervantes, que parte desde la Nacional 630, y hasta el Centro de Salud, pasando por supermercados e hipermercados que hay también en la zona, además el Hogar de Mayores».

La obra constará de dos fases. Durante la primera de ellas (es la actual), la vía esta cerrada al tráfico de vehículos, e incluso de peatones. Se mejorará el pavimento, los acerados y el saneamiento. Con ello se pretende solucionar de forma definitiva el problema de la recogida de agua en la zona, en la que ya se han producido varias inundaciones. También se instalarán farolas led. Para delimitar la zona de aparcamientos y proteger las fachadas se colocarán bolardos y habrá zonas de plataforma única para mejorar la seguridad de los peatones donde más se estreche la vía.

Una vez abierta la calle al tránsito, durante la segunda fase se comenzará a trabajar la plazoleta en reconocimiento a Naranjo.

Por el momento, y mientras duren las obras, la salida a la N-630 para el tráfico está desviado por la calle Tentudía. Además, y según añadió Antonio Garrote a este medio, la subvención podría alcanzar para realizar algunas mejoras en el pavimento de otras calles, entre ellas la calle Libertad. «E incluso mejorar el arbolado que está dando muchos problemas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos