La oliventina Elena Mora logra la máxima nota en selectividad

Elena Mora Rubio, alumna del IES 'Puente Ajuda' de Olivenza. / CEDIDA/
Elena Mora Rubio, alumna del IES 'Puente Ajuda' de Olivenza. / CEDIDA

La alumna del IES 'Puente Ajuda' obtuvo un 14 en la EBAU y quiere estudiar Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación en la Autónoma de Madrid

LUIS MIGUEL MÉNDEZ PEÑA

En el IES 'Puente Ajuda' están eufóricos en los últimos días. Pese a que las clases han finalizado y la labor docente se ciñe ahora a reuniones de evaluaciones con las que coronan la entrega de notas al alumnado el 25 de junio, tienen motivos para esa euforia: una de sus alumnas, Elena Mora Rubio (Olivenza, 24 de julio de 2000), ha obtenido 14 puntos sobre 14 en la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU).

Obtener la máxima puntuación en la EBAU (antigua selectividad) no se consigue todos los días. «Estoy muy contenta pues con esta nota consigo entrar en la carrera que quiero», confiesa a este diario la propia Elena Mora, quien en los últimos días no ha dejado de recibir felicitaciones y de atender a los medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia. Con un 10 de nota de corte en Bachillerato, obtuvo también sendos dieces en las materias obligatorias de la EBAU (Lengua, Historia, Matemáticas e Inglés), así como en aquellas a las que se presentó para subir nota (Griego e Historia de la Filosofía).

Elena afirma que se preparó los exámenes a base de estudio diario a lo largo del curso, de mucha organización y, sobre todo, descanso en los días de las pruebas. Recuerda que lo pasó muy mal con la polémica surgida en la Universidad de Extremadura por la repetición de exámenes, pues en este caso ella tuvo que repetir el examen de Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales. «Para nosotros supuso un bajón moral muy grande, pues cuando pensábamos que todo se había acabado, nos dijeron que teníamos que volver a hacerlo», recuerda Elena Mora, que informa que a la mayoría de sus compañeros le resultó mucho más difícil el segundo examen.

Su tutor de segundo de Bachillerato, Marcos Dueñas Moro, se enorgullece entre otras cosas de que la alumna quiera estudiar una carrera relacionada con Inglés, la materia que le ha estado impartiendo. «Le gustan mucho las competencias lingüísticas y he alucinado con la pronunciación perfecta que tiene del inglés, pese a que nunca ha hecho estancias en el extranjero, que es lo habitual en esos casos», afirma Dueñas, quien destaca que Elena es una alumna que realmente se merecía esa nota.

«Es una chica supersencilla, comprometida, trabajadora, con don de gentes y capacidad de hablar en público», declara su tutor que recuerda que este año ella y otra chica habían obtenido matrícula de honor en el instituto. «He trabajado en varios institutos y, la vedad, es la primera vez que conozco que un estudiante obtiene un pleno absoluto en las notas de la EBAU», según Marcos Dueñas.

Lenguas Modernas

Y es que Elena Mora quiere estudiar Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación, una carrera que estudiará en inglés en la Universidad Autónoma de Madrid, según ella la única que oferta estos estudios y para la que necesita un 10,15 como nota de acceso. «He barajado la posibilidad de estudiar Filología Inglesa, pero como es bastante parecida me he decantado finalmente por esta», afirma Elena. Ante la posibilidad de que, de existir esa carrera en la Universidad de Extremadura, hubiera optado por quedarse a estudiar en la región, duda aunque tiene claro que ella quiere vivir fuera y en una ciudad más grande más allá de Extremadura.

«Es una chica supersencilla, comprometida, trabajadora, con don de gentes y capacidad de hablar en público» Marcos Dueñas, tutor

«Para mí la asignatura más complicada probablemente haya sido Historia, pues tiene mucho temario, es poco práctica y se requiere mucha memoria», afirma Elena, añadiendo que la que más fácil le ha resultado ha sido Inglés por su carácter más práctico.

Precisamente hablamos con Heliodoro Núñez López, su profesor de Geografía e Historia, que muestra su convencimiento de que Elena Mora obtuviese ese resultado. «Conociendo su expediente académico y la dedicación que ha tenido, era previsible que obtuviera la máxima puntuación», afirma Núñez, quien destaca de la alumna su gran capacidad de trabajo, su facilidad en la expresión verbal y escrita y sus habilidades analíticas y prácticas. «En sus exámenes se notaba que comprendía a la perfección la materia, pues por su forma de redactar veíamos que captaba los conocimientos y no calcaba de memoria el temario», desvela Helio Núñez.

Francisco Javier Martínez Moreno, Curro Martínez, profesor de Lengua y Literatura, afirma que Elena es una alumna brillante que ya despuntaba en la ESO. «Participativa, colaborativa, buena persona, buena compañera, agradable... tiene todas las facetas no sólo académicas, sino personales, para triunfar en la vida», describe Curro, quien también recuerda la faceta literaria de la alumna, que este año ganó el XX Premio de Narrativa 'Manuel Pacheco', organizado por el propio instituto y el Ayuntamiento de Olivenza. «Para mí es un orgullo que con esa nota haya decidido optar por las Humanidades, pues la mayoría de los alumnos que obtienen las mejores notas se decantan por las Ciencias», según Martínez, quien además recuerda que también es un orgullo para un centro de enseñanza pública como el IES 'Puente Ajuda', el haber contribuido a la formación de una alumna tan brillante.

Orgullo de la familia

Elena, que es hija de maestros, afirma que en su familia están muy contentos. «Mis abuelos están muy orgullosos», confiesa esta joven oliventina a la que le gusta la lectura, y escuchar y tocar música, pues toca el piano y la guitarra. Su padre, Joaquín Mora López, es director del colegio público 'Francisco Ortiz López', y tampoco podía ocultar su orgullo por la gesta de su hija.

«La verdad es que se lo ha trabajado mucho, siempre ha sido muy buena estudiante y ha demostrado que el trabajo diario es muy importante», afirma Mora López, que junto a su mujer Encarna Rubio, también docente en el mismo colegio público, acaban de ver que su otro hijo, Carlos, ha finalizado con éxito su carrera de Ciencias Ambientales.

De momento Elena Mora ya ha realizado todos los trámites de preinscripción en la universidad madrileña, a la espera de que le llamen para formalizar la matrícula. Y en Madrid seguirá marcándose nuevos retos vitales la única extremeña en obtener la máxima puntuación en la EBAU.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos