Multitudinaria despedida del menor fallecido en el accidente de Villar del Rey

Al funeral asistieron los compañeros de equipo del fallecido, que jugaba en el Santa Teresa. / C. Moreno

El conductor, que tiene 15 años y dio negativo en alcohol y drogas, era el único que usaba el cinturón de seguridad en el momento del siniestro

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

En un multitudinario funeral fue despedido este martes el chico de 14 años que murió el lunes por la tarde en Villar del Rey (Badajoz, 2.241 habitantes) tras salir despedido del coche que conducía otro menor de 15 años de edad. En ese accidente también resultaron lesionados de distinta consideración otros dos chicos de 15 años que viajaban en el mismo coche.

El siniestro tuvo lugar pasadas las 18 horas en el camino de la Gardona, una pista de tierra que parte de Villar del Rey en dirección sur para comunicar con varias fincas próximas a este pueblo. El accidente se produjo a unos 2 kilómetros del casco urbano, en las proximidades de la finca La Laguna.

Más información

El tramo es casi recto y tiene una ligera pendiente descendente. Justo por ahí circulaban los cuatro menores a bordo de un Peugeot 205 matriculado en 1995 que es propiedad de un familiar del chico que conducía en el momento del accidente.

Todo parece indicar que el coche estuvo a punto de salirse por la margen derecha de la calzada. Para evitarlo, fue corregida la dirección y el vehículo se dirigió hacia la parte izquierda de la calzada, momento en el que el coche comenzó a dar vueltas de campana.

Las circunstancias concretas del siniestro siguen en investigación, pero de los movimientos de ese coche antes del accidente hablan las imágenes subidas a una red social antes del siniestro. En esa grabación se ve cómo en un primer momento los chicos circulan por el casco urbano y después por las pistas de tierra que rodean a Villar del Rey.

La Guardia Civil analizaba este martes esas imágenes para reconstruir las circunstancias de un siniestro que podría haber tenido consecuencias menores si el joven que perdió la vida hubiese hecho uso del cinturón de seguridad.

La investigación ha determinado que ni el fallecido ni el copiloto ni el otro chico que viajaba en el asiento trasero hacían uso de esta medida de seguridad. Tan sólo lo utilizaba el chico de 15 años que conducía.

De la gravedad del suceso habla el estado en el que quedó el vehículo, cuyo techo se dobló como consecuencia de la presión que recibió mientras daba vueltas.

Cuando los servicios de emergencia llegaron a la zona se encontraron el coche cruzado en el camino y volcado sobre uno de sus laterales. Al lado yacía el cuerpo del menor fallecido, al que no pudieron salvarle la vida los servicios de emergencia a pesar de que el helicóptero sanitario del SES se desplazó con urgencia a la zona y aterrizó a escasa distancia.

Otro de los ocupantes presentaba un fuerte golpe en la cara y en la clavícula, por lo que fue llevado al Hospital Infanta Cristina para ser atendido de las lesiones. Igualmente fueron evacuados el conductor y el otro ocupante en estado menos grave. Durante el día de ayer fueron dados de alta dos de los accidentados. El tercero permanecía ingresado en el servicio de traumatología, donde estaba siendo tratado de un trauma en la rodilla.

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico que se desplazaron a la zona del accidente hicieron la prueba de alcoholemia al conductor, que resultó negativa. También fue sometido al test de drogas, en el que también dio negativo.

El funeral fue oficiado este martes por la tarde en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Villar del Rey. El templo se quedó pequeño para acoger a una multitud en la que estaba representado el Santa Teresa, club de fútbol de Badajoz al que pertenecían el chico que perdió la vida y otro de los accidentados.

Sus compañeros en el equipo cadete A asistieron ayer al funeral vestidos con el chándal del club. «Sus entrenadores y sus compañeros de equipo están destrozados desde que conocieron la noticia. Llevaban varios años con él y no se lo creen. Era un chico muy querido», confesó Pablo Ritoré, presidente de un club que homenajeará al jugador fallecido en el partido que dispurará el Santa Teresa femenino ante la Real Sociedad en El Vivero el próximo 6 de mayo.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos