Julita de la Cruz: «Quítenle cuanto antes la calle a mi padre»

Julita de la Cruz, en su casa, con una foto de su padre./PAKOPÍ
Julita de la Cruz, en su casa, con una foto de su padre. / PAKOPÍ

Se trata de un nombre de eliminación obligatoria en Fuente del Maestre, dado que la Diputación considera a este alcalde un personaje regional

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

«Quítenle cuanto antes el rótulo, por favor, que ya están tardando». Así acaba la carta dirigida a HOY por Julita de la Cruz, hija de Diego de la Cruz Coronado, a quien la Diputación exige eliminar del callejero de Fuente del Maestre. Julita dice ser la portavoz de sus otros tres hermanos. Se sienten dolidos, al igual que su madre (98 años), porque ven que la Diputación quiere usar el nombre su padre para buscar enfrentamiento.

Diego de la Cruz fue alcalde de Fuente del Maestre durante quince meses en los años 50. Pero fue regidor de Granja de Torrehermosa y subjefe provincial del movimiento en 1939. Por estos motivos, la comisión de expertos de la Memoria Histórica que decide qué hacer con cada huella del franquismo en la provincia ha determinado que su nombre debe desaparecer. Este caso no es como el de las calles dedicadas a otros alcaldes, cuya eliminación se deja en manos de la decisión de los ayuntamientos: a Diego de la Cruz se le considera un personaje de carácter regional y, por tanto, de obligada eliminación.

Si Fuente del Maestre no atiende esta exigencia, dejará de percibir subvenciones de la Diputación y tendrá que devolver, además, las de este 2017. Esa es la determinación del presidente de la institución, Miguel Ángel Gallardo. El Ayuntamiento tiene un presupuesto de cinco millones de euros, de los que 400.000 euros proceden de la Diputación.

«Nosotros también hemos sufrido mucho. ¿Ellos fueron todos buenos y nosotros no?», se pregunta

La petición de los hijos de Diego de la Cruz se une a la que esta misma semana realizaron las hijas de Julio Cienfuegos, que exigen que o bien le quiten la nueva placa que le identifica como presidente franquista en la Diputación o bien retiren el retrato de la institución. La Diputación, de momento, no ha contestado.

Los hijos de Diego de la Cruz también están muy molestos y urgen a quitar la calle cuanto antes. «Considero que a estas alturas no necesita (la calle), no por los fontaneses y su actual alcalde, sino porque después de más de medio siglo de no estar presente entre nosotros, su recuerdo sigue indeleble en la memoria de este, su querido pueblo», consideran en la misiva.

Más información

Julita de la Cruz recuerda el trabajo que realizó su padre cuando llegó a la Alcaldía. Asegura que durante los pocos meses en que ejerció de alcalde alfabetizó a la población, arregló el Parque del Alambique, remodeló el edificio del Ayuntamiento y el Centro Primario de Higiene; amplió el Mercado de Abastos, pavimentó la Corredera (arteria principal de la ciudad) y otras muchas vías urbanas; creó la Revista del Cristo, la Biblioteca Municipal y la fiesta de San Isidro. Su hija añade que «se entregó en cuerpo y alma a una labor de regeneración y limpieza de la vía pública, devolviendo la fe a todos los fontaneses».

La hija afirma que su padre no solamente no se lucró mientras estuvo al servicio de los ciudadanos de su pueblo y de otros muchos en la provincia, donde ejerció diferente cargos, sino que se empobreció al pagar de su bolsillo carreras a hijos de colonos y gente humilde. Prohijó a niños sin recursos para que estudiasen y hasta les ayudó a pagar su mantenimiento, las medicinas y los viajes.

El alcalde enviará una carta a los vecinos informando que retiran la calle para no perder las subvenciones

Julita de la Cruz recuerda que su padre falleció en 1965 y no entiende que ahora se hable de él. «Nosotros también hemos sufrido mucho –asegura–. Fue una guerra entre hermanos y ahora no se pueden sentir ofendidos solo en una parte. No tenemos recuerdos de nuestros abuelos, a los que metieron en la cárcel porque simplemente eran religiosos y tenían su casa abierta a todos los que necesitaban algo. A mi tío mayor también lo metieron en la cárcel. Mi padre tuvo que irse al frente porque le dieron una paliza», rememora. «¿Ellos fueron todos buenos y nosotros no?», se pregunta. No comprende por qué ahora se mueven estas aguas. «Son historias horribles que es mejor olvidar».

El alcalde de Fuente del Maestre es Juan Antonio Barrios, quien también ejerce como portavoz del Partido Popular en la Diputación. Subraya que está de acuerdo con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, pero no con las decisiones «sibilinas», según sus palabras, de la comisión de expertos que ha decidido qué hacer con cada vestigio.

«Nos parece bien que quiten la calle General Yagüe, pero no que incluyan a los alcaldes como este; o las calles Italia, Portugal y Alemania de Fregenal de la Sierra».

Barrios tampoco ve bien que hayan puesto placas a los retratos de los presidentes que cuelga en los pasillos de la Diputación. «Que se las pongan a todos o a ninguno», afirma.

Consulta a los vecinos

Barrios explica que Diego de la Cruz es el único regidor que tiene una vía con su nombre. Asegura que se trata de una persona que dejó un buen sabor a sus vecinos, que aún le recuerdan con agrado. En su día, añade, De la Cruz se enfrentó a la derecha del pueblo y alcanzó un acuerdo con los maestros para la alfabetización de los vecinos. Facilitó a familias humildes que se mudaran a pueblos de colonización, principalmente a Guadiana.

El alcalde anuncia que enviará una carta a todos los vecinos informando que cambiarán el nombre de la calle para no perder las subvenciones de la Diputación. Algunos vecinos, dice, le han propuesto recoger firmas para mantenerlo.

Por otro lado, realizará una consulta entre los vecinos de la calle Diego de la Cruz, de forma que estos elijan el futuro nombre. Optarán entre el anterior, Espíritu Santo, o el de Adolfo Suárez, que está aprobado y pendiente de ubicación.

El portavoz del PSOE en el pueblo es Francisco Manuel Casimiro, quien considera que la ley está para cumplirla. Añade que «si la gente lo ha documentado, estudiado, sus motivos tendrá... (para exigir quitarla). Pero a nivel popular nadie relacionaba a este alcalde con la Falange».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos