La Audiencia permite a un matrimonio de La Roca adoptar a una joven saharaui que lleva 17 años con ellos

Imagen de archivo en la que aparece una mujer que camina junto a un campo de refugiados en Tinduf. / HOY
Imagen de archivo en la que aparece una mujer que camina junto a un campo de refugiados en Tinduf. / HOY

La chica llegó a Extremadura cuando tenía 10 años y desde entonces sólo ha faltado de su casa de acogida los dos años que estuvo retenida en el Sáhara

EVARISTO FDEZ. DE VEGA BADAJOZ.

Una familia de La Roca de la Sierra (Badajoz) podrá adoptar a una joven saharaui de la que cuidan desde que tenía diez años. La Audiencia Provincial ha dictado un auto en el que deja sin efecto la decisión adoptada por un juzgado de primera instancia que rechazó esta posibilidad porque el programa de vacaciones humanitarias con el que viajó a Extremadura impide la adopción a las familias de acogida.

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Badajoz, con sede en Mérida, da la razón por tanto a Benigno Moreno Gazapo, panadero de profesión y exalcalde de La Roca, y a Aurelia Rosado Sánchez en su deseo de adoptar a Jamada Brahim Mohamed, la joven que ha vivido con ellos de forma casi ininterrumpida desde que llegó por primera vez a Extremadura cuando tenía 10 años para participar en el programa Vacaciones en Paz.

La chica, que ahora tiene 27 años, vivió en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf hasta que en el año 2000 voló a España para pasar el verano con esta familia extremeña dentro del programa de vacaciones para niños saharauis que se realiza en la región.

La niña fue operada del riñón tras su primer viaje y desde entonces precisa tratamiento médico

Lo habitual es que los pequeños regresen a Tinduf cuando concluye el período vacacional, pero la niña se quedó a vivir de forma permanente con su familia de acogida porque fue intervenida de una patología importante en su riñón, operación que precisaba un tratamiento médico posterior.

Desde entonces, Jamada ha residido de forma casi ininterrumpida en La Roca de la Sierra, razón por la que el matrimonio que la acogía decidió iniciar en el año 2016 el proceso para adoptarla. De ese modo pretendía que se convirtiera en una hija más, con los mismos derechos que sus dos hijos biológicos.

Pero esa solicitud fue rechazada por el juzgado de primera instancia de Montijo en un auto donde se decía que no había quedado acreditada la «convivencia ininterrumpida y estable» de la chica con su familia de acogida.

El juzgado de Montijo también argumentó que la joven llegó a España a través de un programa humanitario en el que se prohíbe a las familias de acogida iniciar los trámites de adopción, una medida con la que se pretende blindar la relación entre los menores saharauis y sus familias biológica.

Tras conocer esa decisión, el abogado que representa al matrimonio, que es Segundo Berjano, presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial en el que defendía que la chica no se había movido de La Roca de la Sierra hasta que en el año 2012, cuando tenía 23 años de edad, regresó al Sáhara para reencontrarse con su familia.

En el recurso de apelación se explica que ese viaje lo hizo durante la Semana Santa y que cuando se disponía a volver a España fue retenida contra su voluntad, por lo que se vio obligada a permanecer junto a su familia biológica -en ese tiempo no pudo recibir el tratamiento médico que necesitaba y su situación empeoró- hasta que en el año 2015 logró escapar y viajar de nuevo a España para reunirse con Benigno, Aurelia y sus dos hermanos de acogida.

Finalmente, el tribunal de la Audiencia que ha visto el recurso ha dado la razón al matrimonio La Roca. En el auto se recuerda que en el Código Civil español se permite, de forma excepcional, la adopción de una persona mayor de edad cuando, inmediatamente antes de la emancipación (a los 18 años), hubiese existido una situación de acogimiento por los futuros adoptantes o de convivencia estable con ellos por un período mínimo de un año.

Eso es lo que dice la ley que ahora está en vigor, pero antes del año 2015 existía otro texto legal en el que se exigía para la adopción que el acogimiento o la convivencia se hubiera iniciado antes de que el adoptando hubiese cumplido los catorce años.

Ambos requisitos han sido apreciados por la Audiencia, cuyo tribunal considera que Jamada vivió junto a su familia de acogida hasta el año 2009, cuando alcanzó la mayoría de edad. Para llegar a esa conclusión ha tenido en cuenta los certificados emitidos por los centros educativos en los que estudió la chica saharaui entre los años 2000 y 2009. «Si bien es cierto que llegó a España para pasar el verano con una familia de acogida, lo cierto es que se quedó de forma permanente nada menos que nueve años. No es que exista una convivencia estable, es más que esto: nos encontramos ante una muy larga convivencia estable».

El tribunal concluye por tanto que se cumple el requisito de que «la menor haya convivido con la familia antes de cumplir los 14 años y, por supuesto, antes de llegar a la mayoría de edad. Incluso ha seguido conviviendo con ellos después de los 18 años».

La Audiencia también resta peso al hecho de que el régimen de acogimiento con el que llegó la chica a España en el año 2000 fuese el de un programa de vacaciones con fines humanitarios en el que se impide a las familias de acogida adoptar a los menores. «Da igual el régimen de acogimiento con el que iniciara su convivencia con la familia de acogida, el Código Civil equipara el acogimiento a cualquier situación fáctica similar», dice el auto.

De este modo da la razón a los argumentos expresados en el recurso de apelación presentado por Segundo Berjano, cuyo escrito termina diciendo que el objetivo de ese procedimiento es dar respuesta a la situación de «una mujer saharaui que llegó a nuestro país siendo niña y encontró una familia que la ha apoyado y ayudado toda su vida».

Esas palabras resumen el sentir de Aurelia y Benigno, que después de 17 años de convivencia, y con el expreso deseo de Jamada, han dado a la joven saharaui los mismos derechos que ya tienen sus otros dos hijos biológicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos