Ipal denuncia que el alcalde ha firmado un crédito con un dato de deuda «escandalosamente falso»

Manuel Gutiérrez, portavoz municipal del Grupo Independiente por Alburquerque, vierte duras acusaciones contra Vadillo

FRANCISCO JOSÉ NEGRETE

Manuel Gutiérrez, portavoz municipal de Ipal, ha denunciado en una comparecencia pública que el dato de deuda con la Seguridad Social que ofreció el alcalde en el último pleno es «escandalosamente falso». Vadillo dijo que en el año 1995, cuando él llegó al poder, la cantidad adeudada era de 5.708.000 euros, cifra que, aseguró, se había justificado para firmar un crédito de 3,6 millones de euros con el Banco Popular, gracias al Fondo de Ordenación, una opción que da Hacienda a los municipios, explicó Gutiérrez, que están en riesgo de quiebra.

El edil del citado grupo independiente, utilizando documentos oficiales, insistió en que la deuda con la Seguridad Social heredada por el actual alcalde en 1995 era de 880.000 euros, siete veces menos que la cifra -«falsa, falsa y falsa»- recalcó, dada por Ángel Vadillo. Y añadió que la deuda total del Consistorio no alcanzaba entonces los 3 millones de euros (en concreto 480.538 millones de pesetas), según datos de una auditoría encargada por Vadillo al llegar al poder.

En el pleno celebrado el pasado día 1, el alcalde dijo que la deuda que heredó, solo de la Seguridad Social, era de 5.708.000 millones de euros y en este tiempo ha rebajado esa cifra hasta los 3,3 millones, cantidad que sumada a los 300.000 euros que se adeudan a Hacienda, dan el total de 3,6 millones, cifra por la cual ha conseguido el crédito.

Gutiérrez preguntó en esta comparecencia si «el secretario, la interventora y los concejales del Ayuntamiento no saben que este dato es incierto» y también qué van a hacer ahora Hacienda y el banco. Mostró un documento en el que e Hacienda certificaba que en 2010 el ayuntamiento de Alburquerque era el más endeudado de toda la provincia con la Seguridad Social, con un montante de 290.234 euros, y ahora Vadillo dice que es de 3,3 millones, cifra que desmiente Manuel Gutiérrez, quien añadió que, si no se adeuda esa cantidad, «¿en qué se va a utilizar ese dinero?».

Además, el portavoz de Ipal, aseguró que Vadillo mintió al decir en el citado pleno que el Fondo de Ordenación al que se ha acogido el Ayuntamiento para conseguir ese préstamo no conlleva un plan de ajuste, sino decisiones menores. Gutiérrez denunció que ese plan no se llevó a pleno, cuando era obligatorio, y dijo que conlleva la reducción de un 5% en gastos de personal, que los servicios públicos se autofinancien íntegramente, alza de impuestos y ceder servicios básicos a la Diputación.

Por su parte, la edil Alicia García dijo que, solo en este año, el alcalde lleva firmados 500 decretos, en lugar de llevar los asuntos al pleno. Denunció que se usan terrenos públicos, cuotas de arrendamiento de las tierras de los Baldíos e impuestos para compensar deudas, por una cifra de 80.000 euros, y que incluso se ha solicitado en octubre un crédito de 400.000 euros sin pasar por pleno. Por último, preguntó cómo el ayuntamiento «ha aceptado una subvención para un centro de visitantes del Medievo para servicios de información turística, y el caso es que el centro que se construyó en los baluartes en 2015 nunca se ha abierto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos