Un vecino de Arroyo de San Serván muere tras agredir a su hija y autolesionarse con un cuchillo

Andrés Gil (izquierda) en el juicio que tuvo lugar en 2014/HOY
Andrés Gil (izquierda) en el juicio que tuvo lugar en 2014 / HOY

El fallecido fue condenado a cuatro años de cárcel por matar de una puñalada a un joven en 2013 en la localidad pacense

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Trágico final para un enfrentamiento familiar que tiene como precedente un caso de homicidio. Andrés Gil, quien ha cumplido condena por matar de una puñalada a un joven en Arroyo de San Serván en 2013, agredió el pasado domingo a su hija, tras lo que se autolesionó con un cuchillo. En la mañana de ayer falleció en el Hospital de Mérida.

El 6 de enero de 2013 se produjo una muerte violenta en Arroyo de San Serván, localidad situada a veinte kilómetros de Mérida, que se inició por una riña entre dos menores de edad, un chico y una chica. Ella era la hija de Andrés Gil, quien tuvo un enfrentamiento a las puertas de su casa con la familia del otro implicado, en concreto con sus padres, su hermana y el novio de ésta, Francisco Guerrero.

Noticias relacionadas

El jurado que juzgó estos hechos consideró probado que en un momento dado Andrés Gil, que tenía 51 años, sacó una navaja de diez centímetros de hoja y se la clavó en el pecho a Francisco con intención de acabar con su vida. Esto podía suponer una condena por homicidio de diez a quince años de cárcel, pero también determinó que actuó en legítima defensa y por miedo insuperable, a lo que añadió una atenuante de confesión, ya que admitió haber cometido los hechos ante el agente de la Policía Local de Arroyo de San Serván que acudió al lugar.

Los hechos ocurrieron el domingo y la Guardia Civil esperaba la recuperación del agresor para detenerle

Tras el veredicto del jurado, la Audiencia Provincial de Badajoz dictó una pena de ocho años de prisión. Pero la defensa recurrió y el Tribunal Superior de Justicia rebajó la condena a cuatro años al estimar que debía tenerse en cuenta que se reconocieron varios atenuantes o eximentes incompletas.

Agresión y autolesión

Entre el tiempo que estuvo en prisión provisional y los beneficios de reducción de condena Andrés Gil pudo recuperar la libertad poco después de la resolución del juicio. Pero el pasado domingo protagonizó otro altercado violento. Según ha podido saber HOY de fuentes de la investigación, agredió con un objeto contundente a su hija, de unos veinte años de edad. Después se autolesionó con un cuchillo y tuvo que ser ingresado en el Hospital de Mérida.

La Guardia Civil esperaba que recibiera el alta para ser detenido e interrogado por los hechos citados, que habían sido denunciados por la joven. Pero en la mañana de ayer falleció por las heridas que se causó.

El alcalde de Arroyo de San Serván, Eugenio Moreno, señala que la localidad está consternada por este hecho violento, del que desconoce los detalles ya que la investigación corresponde a la Guardia Civil.

El primer edil arroyano afirma que el implicado «nunca ocasionó problemas» más allá del homicidio que tuvo lugar en 2013, pero que en los últimos tiempos habían surgido conflictos familiares. Unos conflictos que han terminado en tragedia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos