La fotovoltaica de Usagre empezará las obras en el último trimestre del año

Planta fotovoltaica en las proximidades de Mérida inaugurada en 2008. :: hoy/
Planta fotovoltaica en las proximidades de Mérida inaugurada en 2008. :: hoy

El proyecto recibe la calificación urbanística de la Junta y solo le resta superar dos trámites en Madrid para que pueda empezar a construirse

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

La planta fotovoltaica más grande de Europa empezará a construirse en Extremadura antes de que acabe el año. Será en el término municipal de Usagre, conde se ubica el 80% de la instalación; el otro 20% estará en el de Hinojosa del Valle. Promovida por la empresa extremeña Ecoenergías del Guadiana, las estimaciones apuntan a que las obras arrancarán en el último trimestre de este año.

El proyecto cuenta ya con un importante requisito administrativo, la calificación urbanística, expedida por la Junta de Extremadura. Ahora le queda la autorización administrativa que debe emitir el Ministerio de Energía y recibir el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). Ambas cuestiones se espera que estén resueltas en unos meses.

El informe que debe redactar el CNMC es para ratificar la solvencia técnica y económica de la gran instalación fotovoltaica que se ubicará en el sureste extremeño, que estará en funcionamiento a lo largo del año 2020 si no hay imprevistos. La duración de los trabajos de construcción es de dieciséis meses.

La construcción durará dieciséis meses y la planta podrá abastecer a 166.000 familias durante un año

La fotovoltaica, que se llama Núñez de Balboa en honor al conquistador de Jerez, generará unos 800 empleos durante su construcción, con posibilidad de ser más en función de la rapidez de los trabajos. Una vez en marcha tendrá una plantilla estable de hasta setenta trabajadores. Son las estimaciones de Ecoenergías del Guadiana, presidida por José Luis Joló. Superará de largo los 300 millones de euros.

Más información

Cuando esté lista la planta superará a la de Mula, que empezará a construirse antes de junio, como la mayor fotovoltaica ubicada en Europa y se convertirá en la séptima del mundo. Esa cifra de inversión es una muestra de los llamativos números de un proyecto mayúsculo que cuenta con la Declaración de Impacto Ambiental positiva, como adelantó HOY, desde noviembre pasado.

Se trata de una instalación de 431,34 MW (megavatios), aunque podrá alcanzar los 500 MW. Ocupará 1.100 hectáreas de terreno y se conectará a la red a través de la subestación de Red Eléctrica fijada en la cercana Bienvenida, donde otro proyecto fotovoltaico también cuenta con el obligado permiso ambiental. La conclusión final del proceso administrativo para disponer de esa conexión a la subestación de Bienvenida ha sido uno de los últimos trámites resueltos por Ecoenergías para avanzar en la planta usagreña, que tendrá una subestación eléctrica a 30/400 KV y una línea eléctrica a 400 KV para la evacuación en Usagre, Hinojosa y Bienvenida.

La energía generada en esta fotovoltaica, 850 GWh/año, permitirá abastecer durante un año el consumo eléctrico de 166.000 familias de cuatro miembros, esto es, para 664.000 habitantes, se dijo cuando se anunció el proyecto. Además, permitirá reducir la emisión de 303.450 toneladas de CO2/año. La vida útil de la renovable se estima en 45 años.

Otros proyectos renovables

El crecimiento en Extremadura de la producción de energía solar procedente de plantas fotovoltaicas y termosolares se había estancado en los últimos cuatro años debido a las trabas legales y financieras que han golpeado al sector de las renovables. Sin embargo ahora el viento vuelve a soplar a favor.

Para empezar, está muy cercano el inicio de los trabajos para construir el primer parque eólico en suelo extremeño, el del Merengue, en Plasencia, promovido por Gas Natural Fenosa.

Al margen de la planta Núñez de Balboa, existen otros grandes proyectos fotovoltaicos en tramitación en la región. Uno es el de Talaván, en la provincia de Cáceres, de 300 megavatios. Cuenta con la autorización administrativa y la DIA y depende del impulso de sus promotores para su puesta en marcha.

También aparece el de Bienvenida-Calzadilla de los Barros, de 224 MW, también con DIA favorable y pendiente de la autorización del Ministerio de Industria. Por último está prevista una planta de 300 MW que ocuparía tres términos, Talayuela, Navalmoral y Rosalejo, aunque la central se ubicaría en una parcela enclavada en el de Talayuela. Todavía no tiene la DIA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos