Cinco alumnos afectados por sarna en el colegio San José de Calamonte

Alumnos del CEIP San José en un acto por la paz el pasado día 2 de febrero. / :: Mario /MS
Alumnos del CEIP San José en un acto por la paz el pasado día 2 de febrero. / :: Mario / MS

La dirección del centro educativo activó un Protocolo de Control, Información y Prevención

MARIO MORENOCALAMONTE

La sarna es una enfermedad de la piel provocada por pequeños parásitos que, al parecer, ha afectado a un total de cinco alumnos del Colegio de Educación Infantil y Primaria San José de Calamonte.

La dirección del colegio, nada más conocer la situación durante la mañana del pasado jueves 22 de febrero, activó un Protocolo de Control, Información y Prevención.

El jueves por la mañana se personaron en el centro los padres de los alumnos afectados para informarles de la situación. Horas después, la dirección del centro informó al resto del profesorado, y posteriormente se mantuvo una reunión con el pediatra, quien informó de las medidas preventivas a llevar a cabo en el colegio. Además, el pediatra facilitó al colegio información por escrito sobre este tipo de enfermedad, tratamiento y medidas de precaución.

Por otro lado, durante la mañana de este viernes, el pediatra ha informado a los padres de todo el aula en la que se encuentran los alumnos afectados, para que conozcan qué es la sarna, cuáles son los síntomas, cómo se contagia y cómo tratarla.

Por ahora, no se conocen más casos, pero se está desarrollando el protocolo con el fin de mantener controlado este pequeño brote.

Afirma la directiva que «hemos emitido un comunicado a los padres con la información que nos ha facilitado el pediatra». Así mismo, la dirección puntualiza que «el pediatra nos ha comunicado que lo importante es que los niños cuando estén en el colegio se laven las manos y utilicen cada uno de los dosificadores de gel y papel, de los baños, para asearse».

La sarna es una enfermedad parasitaria, aunque se asocia a la pobreza o falta de higiene, puede afectar a personas de todas las edades, desde el bebé hasta el abuelo, y de cualquier condición socioeconómica. Se contagia a través del contacto con la piel de una persona infectada, ropa, sábanas o toallas. Los síntomas aparecen con el picor, especialmente nocturno, acompañada de una erupción de la piel. La erupción se inicia con granos o ronchas rojizos. Posteriormente se sumarán lesiones de rascado, costras y descamación.

Tratamiento y tranquilidad

En cuanto a su tratamiento, se emplean cremas escabicidas, que matan al ácaro. Se aplica una capa fina por toda la piel, desde el cuello hasta las plantas de los pies, haciendo hincapié en los pliegues y bajo las uñas que deben recortarse bien.

Finaliza la directiva indica que «el Equipo directivo del colegio agradece al Ayuntamiento y a la Corporación Municipal, su rápida reacción, coordinación y colaboración con respecto a la situación».

De igual modo, la directiva y el Centro de Salud, quieren trasmitir tranquilidad ante la situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos