Alburquerque contrató seguridad privada para cubrir labores policiales en Nochevieja

F. J. NEGRETE

La noche del 31 de diciembre el Ayuntamiento contrató a una empresa de seguridad privada para hacer el servicio correspondiente a la Policía Local. El alcalde, Ángel Vadillo, alegó ante la Delegación del Gobierno que autorizasen al Consistorio a recurrir a dos agentes de seguridad privada, porque todos los policías se habían dado de baja, cuando, según este cuerpo, solo uno ha presentado una baja por enfermedad. De esta forma, estuvo de servicio una pareja de la Guardia Civil, un agente de Policía Local, pero sin vehículo patrulla, del que no disponen desde hace casi un año, y dos vigilantes de seguridad privada, cuyo coste ha superado los mil euros. Limitaron su trabajo a vigilar la Casa de Cultura, el silo y avisar a la Policía Local o a la Guardia Civil en el caso de incidentes. Según algunos agentes, el Ayuntamiento se permite el gasto de 1.000 euros por ocho horas y no puede pagar 100 euros a un policía para cubrir esa baja, ni comprar un coche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos