Hoy

Acusan a la presidenta de Aprosuba 13 de incumplir los estatutos de la asociación

  • La portavoz de seis miembros del equipo directivo critica que durante las últimas semanas han solicitado hasta en tres ocasiones sin éxito la convocatoria de una junta

Seis de los nueve miembros que componen la junta directiva de Aprosuba 13 denunciaron ayer el «incumplimiento sistemático de los estatutos» de su presidenta María Nieves Arroyo Cabañes.

En rueda de prensa, la portavoz de las seis integrantes del equipo directivo, Elisa Gragera Valenzuela, criticó que durante las últimas semanas han solicitado hasta en tres ocasiones sin éxito la convocatoria de una junta, «como se recoge en los estatutos que se aprobaron en 2015 para tratar temas de interés para nuestra asociación», explicó. Según dijo Gragera, ninguna de esas solicitudes ha sido atendida, a pesar de ser solicitada por el 67% de los miembros de la directiva.

En opinión de las denunciantes, «la presidenta, aquella persona que debiera ser la máxima garante de estos estatutos, los incumple de forma sistemática. Y lo hace manteniendo una actitud impropia de este tiempo, ejerciendo de jueza y verdugo, junto al director gerente».

Igualmente dijeron que «hasta ahora, la actitud de la presidenta se había limitado a no acatar las decisiones que no le interesaban, ahora vemos que ha ido más allá, cercenando el derecho a reunión que nos otorgan los estatutos».

Estas seis componentes de la junta consideraron que «con esta actitud también se censura a todos aquellos socios que en su día nos otorgaron su confianza para poder representarles». Asimismo denunciaron «la campaña de difamación orquestada por un grupo reducido de socios y dirigida por la propia presidenta hacia nosotras, mediante reuniones particulares con socios en lugares públicos de Villafranca, e incluso a través de redes sociales». Por todo ello, solicitaron a las autoridades locales y regionales que paren este abuso de poder y restablezcan el orden democrático que debe reinar en cada estamento de nuestra sociedad propio del Estado de Derecho en el que nos encontramos».