Hoy

Tres nuevos ejemplares de lince ibérico campean ya por Extremadura

Tres nuevos ejemplares de lince ibérico campean ya por Extremadura
  • Nebulosa, Nevada y Nubero han sido liberados en el Valle de Matachel

El programa de reintroducción del lince ibérico en Extremadura, enmarcado en el proyecto Life+IBERLINCE, continúa con su calendario de sueltas y durante la segunda semana de febrero se han liberado en el Valle de Matachel (Badajoz) los tres primeros ejemplares del 2017.

Así, Nebulosa, Nevada y Nubero se han unido al resto de los 22 ejemplares que campean ya por territorio extremeño, según ha informado el proyecto Life+IBERLINCE en una nota.

Esta reintroducción es fruto de las actuaciones realizadas por la Dirección General de Medio Ambiente de Extremadura con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y del Proyecto Life+IBERLINCE.

El objetivo principal de este proyecto es recuperar la distribución histórica del lince ibérico tanto en España como en Portugal, puesto que es el felino más amenazado del mundo y actualmente está en peligro crítico de extinción.

En Extremadura, la iniciativa cuenta con una inversión de 4,8 millones de euros y con la participación de la Dirección General de Medio Ambiente (que aporta 1,2 millones de euros) y otros tres socios, la empresa Agroforex, Fundación CBD-Hábitat y Adenex.

Además, colaboran el Centro de Cría en Cautividad del Lince Ibérico de Zarza de Granadilla, del Organismo Autónomo de Parques Nacionales; los centros andaluces de cría en cautividad de Olivilla y Acebuche; y el Centro de cría de Silves en Portugal, de donde procede uno de los ejemplares soltados.

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio anunció a comienzos de febrero la suelta al medio natural de ocho ejemplares; cuatro hembras y cuatro machos, que serán liberados en el área de reintroducción del Matachel.

Con estas liberaciones se reforzará la población de linces en Extremadura y se facilitará el asentamiento estable de parejas reproductoras, además de favorecer el reforzamiento genético que evita la endogamia de la especie.

Todos los linces liberados irán equipados con un GPS de localización que permite hacer un seguimiento de sus desplazamientos y usos del territorio, ya que la información que proporcionan es "vital" para analizar los hábitos de dispersión de la especie y asegurar su supervivencia.