Hoy

Unas brasas mal apagadas provocan la combustión de la basura dentro de un camión

  • Los operarios del servicio de recogida de residuos urbanos descargaron el vehículo y evitaron que los daños fueran mayores

Los restos de brasas mal apagadas y depositadas en un contenedor de basura en Puebla del Prior han provocado en la noche de este pasado miércoles la combustión de los residuos dentro del camión de recogida, lo que hizo necesaria la intervención del los bomberos del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios (CPEI).

Según la Diputación de Badajoz, gracias a la "rápida intervención" de los operarios del servicio de recogida de residuos urbanos del Consorcio de Gestión Medioambiental (Promedio), que descargaron los residuos a la afueras de la localidad, se evitaron daños en el camión recolector.

El incidente tuvo lugar sobre las 19.00 horas de este pasado miércoles, cuando los trabajadores que recogen la basura de Puebla del Prior "alertaron de la salida de humo desde dentro de la caja compactadora del camión", por lo que procedieron a su "descarga inmediata y al aviso a los bomberos del parque de Hornachos".

Una vez resuelta la incidencia, se procedió a la limpieza del espacio y a la carga de nuevo de los residuos en el recolector para su traslado a la planta de tratamiento, señalan.

Recomendaciones

Ante este hecho, Promedio ha reiterado la "importancia de evitar depositar restos de braseros de picón en los contenedores urbanos", ya que "provocan daños irreparables en los recipientes", cuando cada contenedor tiene un coste aproximado de 250 euros, así como un "peligro potencial para el entorno que le rodea".

Además de las brasas también se han producido daños de similares características en una docena de contenedores en diversos puntos de la provincia, "provocados por actos vandálicos a través del uso de petardos u otros elementos explosivos".

En este sentido, el diputado de Promedio, Manuel Antonio Díaz, ha pedido la colaboración ciudadana en una "doble vertiente", como es por un lado, que informen a Promedio o a la Policía Local "ante cualquier sospecha de pirómanos con intenciones de actuar" y, por otro, que "eviten tirar las brasas a los contenedores, o bien que las desechen con total seguridad".