Hoy

Un muerto y tres heridos tras una reyerta con armas de fuego y blancas en Don Benito

Lugar donde se ha producido la reyerta
Lugar donde se ha producido la reyerta / E.D
  • Los agentes investigan la causa que inició la riña entre familias de etnia gitana, pero podría ser debida a una discusión por una multa de tráfico

Una discusión por una multa de tráfico podría ser la causa del inicio de la reyerta ocurrida en la mañana de ayer en Don Benito, que se saldó con un muerto y tres heridos, dos de ellos graves y uno leve, aunque las autoridades competentes trabajan aún para determinar la causa que inició la disputa inicial y mantienen varias líneas de investigación abiertas. En la disputa se utilizaron armas de fuego y armas blancas, además de atropellar a uno de los heridos que permanece grave.

La persona atropellada es un varón de 75 años, que fue trasladado al hospital comarcal de Don Benito con un traumatismo craneoencefálico y de tórax e ingresó en estado grave. Otro hombre, de 56 años, fue intervenido quirúrgicamente en el mismo centro hospitalario por heridas de arma de fuego y arma blanca. El herido leve es un varón de 50 años, con lesiones por arma blanca, que fue dado de alta ayer, poco después del suceso.

El altercado se produjo en la calle Laguna de la localidad pacense sobre las 9.30 de la mañana. Al parecer, todo comenzó tras una discusión entre dos miembros de distintas familias de etnia gitana que derivó en la posterior agresión al fallecido, J.P., de 62 años, al que ayer se le practicó la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Badajoz para determinar si murió en el tiroteo.

A raíz de esta agresión, se inició una riña tumultuosa en la que resultó herida leve una segunda persona, mientras que el varón de 75 años habría sido atropellado presuntamente por otro de los implicados en la discusión inicial. Según las fuentes consultadas, el autor del atropello podría ser el hijo del fallecido, pero la Policía Nacional debe interrogar aún a las personas heridas y a los posibles testigos de lo sucedido.

Altercados en el hospital

Según fuentes sanitarias, los heridos fueron desplazados por conocidos en vehículos particulares al Hospital comarcal Don Benito-Villanueva, donde continuó la pelea, ya que uno de los grupos quería impedir a toda costa que se le diese asistencia sanitaria al herido por atropello. Finalmente, este fue trasladado a la Comisaría Nacional para solicitar escolta y allí fue donde recibió los primeros auxilios por sanitarios del 112.

Tras nuevas disputas en los alrededores de la comisaría de Don Benito, la ambulancia trasladó al herido al centro hospitalario, donde, de nuevo, el personal sanitario tuvo problemas para acceder al hospital. Una vez dentro, el varón de 75 años fue ingresado en la UCI a la espera de evolución.

Desde ese momento, el hospital comarcal ha estado fuertemente custodiado por agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, tanto en el exterior como en el interior del edificio. Incluso, llegaron refuerzos procedentes de la vecina localidad de Guareña.

Otro punto crítico fue el centro de salud 'José María Álvarez' de Don Benito, donde fue trasladado en un primer momento el fallecido. Allí se sucedían las escenas de dolor y varias personas fueron atendidas por crisis de ansiedad, hasta la llegada del forense sobre las 12.45 horas.

Nada más producirse la reyerta, en la zona conocida como Las Malvinas, se desplazaron al lugar numerosos efectivos del Servicio Extremeño de Salud, Cruz Roja, Policía Nacional y Local y Guardia Civil.

Además, a última hora de la mañana de ayer llegó una unidad especial de Reacción y Prevención de la Policía Nacional (UPR), con agentes vestidos con chalecos antibalas y otras medidas de seguridad. Se instaló entonces una calma tensa en la calle Laguna, entre fuertes medidas policiales, aunque la jornada transcurrió sin incidentes.

Alarma social

El altercado generó gran alarma social en la localidad, donde tanto fuentes policiales como municipales recuerdan que no es habitual que se produzcan estos tristes sucesos. En ese sentido, las autoridades municipales recomendaron a vecinos y medios de comunicación no acercarse durante todo el día a los barrios de La Piedad ni del Noque, o al hospital, para evitar nuevos incidentes.

«La recomendación es no acercarse al lugar de los hechos y dejar hacer su trabajo a la Policía y a los sanitarios en el hospital», pedía el alcalde dombenitense, José Luis Quintana. Sin embargo, fueron varios los vecinos que, a cuentagotas, paseaban por allí o se acercaban para intentar atisbar algo desde sus vehículos. Por ello, Quintana insistió en hacer un llamamiento a la calma, «ante unos desgraciados hechos en una ciudad tranquila, pero en la que pueden ocurrir estas cosas».

El alcalde señaló además que ha estado en contacto desde el primer momento con la Policía Local y la delegada del Gobierno, Cristina Herrera, y que desde Badajoz se ha enviado una unidad especial de la Policía Nacional. Además, el jefe de la Comisaría Provincial de Badajoz, José María Ayala, se desplazó ayer a Don Benito, según informó a Efe la Delegación del Gobierno, que ayer no ofreció una versión oficial de lo sucedido.

Por su parte, los vecinos y trabajadores del barrio optaron por el silencio ante lo sucedido. Algunos de ellos reconocían haber conocido el suceso tras el revuelo ante la llegada de los efectivos policiales.

Mientras tanto, los dos heridos permanecen ingresados en la UCI, estables dentro de la gravedad y a la espera de conocer su evolución.