Hoy

Se reanudan las obras para terminar la restauración de la muralla tras meses paralizadas

Tramos apuntalados de la muralla. :: paula díaz
Tramos apuntalados de la muralla. :: paula díaz
  • Se ha llevado a cabo una modificación del proyecto ante los problemas técnicos que perjudicaban a los vecinos

Después de meses de paralización de la obra, se retoman ahora los trabajos para la culminación de la última fase de restauración del tramo de la muralla de Jerez de los Caballeros que se vino abajo en marzo de 2010, en la zona del parque de Santa Lucía. El teniente de alcalde y concejal de Obras y Servicios, Feliciano Ciria, ha informado de la reanudación de dicha obra tras las modificaciones que se han tenido que realizar en el proyecto redactado por el gobierno de Extremadura en su momento. A este respecto, ha explicado que se habían detectado problemas técnicos que afectaban de forma negativa a los vecinos y que ante esta situación, el Ayuntamiento, de la mano de la empresa, se puso en contacto con la Junta de Extremadura, a quien trasladó la preocupación de los mismos. Por parte del Ejecutivo extremeño se accedió a dicha modificación y también por parte del Ministerio, aunque la autorización se ha dilatado en este caso, según ha indicado.

El teniente de alcalde ha señalado que la modificación consiste en que los micropilotes que iban a actuar como sujeción y se iban a colocar transversales a las viviendas, ahora se colocarán hacia el terreno, a fin de evitar que estas puedan verse afectadas. El presupuesto de la obra se mantiene y aunque el plazo previsto para su ejecución era de un año, su paralización ha hecho que la empresa disponga de una prórroga para llevarla a cabo.

Se espera que el proceso para ver restaurada la muralla no se alargue mucho, aunque también «va a depender de la climatología». Así lo ha indicado el edil, quien ha puesto de manifiesto que ahora queda la parte más delicada, como es retirar esas estructuras de acero situadas a ambos lados del tramo colapsado, una vez que se estabilicen ambos laterales. El remate de esta actuación será la recuperación también de la zona ajardinada próxima a ese enclave que durante más de 6 años ha visto empañada su belleza por esas grandes estructuras, testimonio de aquel desastre.

Antecedentes

Las obras correspondientes a esta última fase, con un coste de 477.000 euros, financiadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y promovidas por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), comenzaron hacia finales de 2015, tras su adjudicación a la empresa Trycsa y después de que la Junta de Extremadura hubiese promovido la redacción del proyecto técnico. Las obras tienen como objeto «conseguir la restauración completa del tramo colapsado que ya había sido estabilizado mediante un muro de hormigón armado, la restauración de los tramos laterales y la estabilización de los terrenos adyacentes, actualmente apuntalados con dos estructuras de acero».