Hoy

SOS Guadiana denuncia una nueva invasión de camalote a su paso por Medellín

vídeo

Camalote en el río Guadiana a su paso por Medellín. / Archivo

  • La plataforma sostiene que hay unos 76.000 metros cuadrados afectados por esta planta invasora

La Plataforma SOS Guadiana ha denunciado que un 34 por ciento del tramo del río Guadiana a su paso por la población pacense de Medellín se encuentra cubierto por el camalote.

En una nota, señala que las imágenes multiespectrales de los vuelos realizados con drones la pasada semana en dicho tramo muestran que son unos 76.000 metros cuadrados de camalote los que invaden la zona.

Para SOS Guadiana, teniendo en cuenta que la densidad de plantas es de 65-130 plantas/metro cuadrado, según diversos estudios bibliográficos, la estimación de plantas de jacinto de agua en este tramo del río sería de unos cinco a diez millones de plantas.

Además, asegura que la situación del río a su paso por otros términos municipales situados entre Medellín y Mérida es "mucho peor", donde se observan tramos de 500-700 metros cubiertos totalmente de camalote, sin que se observe ninguna lámina de agua en superficie.

Por ello, consideran que el problema "no es solo alarmante o acuciante" aguas abajo del río Guadiana, sino que el jacinto de agua está colonizando áreas del río aguas arriba del puente de la autovía EX-A2 Miajadas-Vegas Altas, encontrando manchas de camalote "bastante" importantes y que dan buena muestra del carácter invasor y el poder colonizador del jacinto de agua.

La plataforma vuelve a hacer un llamamiento a las diferentes administraciones implicadas -Confederación Hidrográfica del Guadiana y Junta de Extremadura- para que elaboren y pongan en marcha un plan plurianual coordinado de actuaciones para el seguimiento, detección, control y combate temprano de la plaga de camalote en el río Guadiana y sus principales afluentes.

Si esto no sucede, auguran que se volverá a repetir la situación provocada por esta planta invasora en la cuenca media del río y el daño a los ecosistemas acuáticos será "irreparable", además del perjuicio ocasionado a otros usos del río como la pesca deportiva, el piragüismo o la afección a captaciones directa de agua del río para regadío, canalizaciones de riego o instalaciones hidráulicas.

Para SOS Guadiana, que en su día ya puso sobre la mesa una herramienta para mantener, al menos bajo control, al camalote y que, sin embargo, "ni siquiera ha sido tomada en consideración", la situación actual del río continúa siendo "muy preocupante".

En este sentido, han denunciado que es "indignante" que tras una década de dinero público invertido en este problema medioambiental, el estado del Guadiana siga siendo "prácticamente el mismo o haya empeorado y que, además, ninguna administración haya asumido ninguna responsabilidad al respecto".

La plataforma lamenta el discurso "a la defensiva" que ha podido observar en técnicos de la CHG en sus declaraciones a lo medios de comunicación, ya que dificulta la colaboración entre el organismo de cuenca y las plataformas ciudadanas, cuyo objetivo prioritario es ser parte de la solución y no del problema y, sobre todo, devolverle la dignidad a un río que es de todos.