Hoy

La marca extremeña de móviles Zetta, en entredicho

vídeo

Unai Nieto saliendo de la tienda del polígono de Zafra. / HOY

  • Durante este fin de semana, usuarios y Facua han denunciado que los terminales son un fraude

Durante este fin de semana hemos asistido al despegue y descenso a los infiernos de la marca extremeña, y zafrense, Zetta en los medios de comunicación nacionales.

Lo que empezó con el reconocimiento de un diario nacional, El Español, a la empresa Zetta por su ambición de competir con los iphone en la industria de los móviles pronto pasó al mayor de los desprestigios cuando, desde foros de opinión como Forocoches, diversos usuarios explicaban que en realidad los móviles de zetta son móviles xiaomi, entre otros, customizados con los logos de la empresa extremeña. Por tanto, estos móviles no estarían ni diseñados ni ensamblados por ellos mismos.

Para probarlo algunos usuarios han subido imágenes en las que se muestra el parecido entre las distintas marcas. En algunas imágenes se ven, bajo la pegatina de Zetta, signos de las marcas chinas. Otros usuarios han despegado las pegatinas de los suyos sin que se viera rastro. Las acusaciones se han sucedido, tanto que distintos medios de comunicación recogen lo sucedido, incluso Facua ha tuiteado en su cuenta que los usuarios reclamen el dinero de sus terminales. Unos terminales que eran de una mayor cuantía bajo la marca Zetta que en los terminales chinos con los que los usuarios los han comparado por su similitud.

Pero la historia de Zetta comienza cuando sus fundadores, Unai Nieto y su socio Eric Cui, se conocieron y en 2014 comercializaron lo que anunciaron como móvil extremeño.

La asociación de consumidores Facua ha explicado que "la empresa que está detrás" de la marca Zetta Smartphone, impulsora de los llamados "smartphne extremeños", es Movishark Europa SL, con domicilio social en Madrid, y no en Extremadura.

A través de un comunicado de prensa, Facua ha explicado que la citada empresa es una sociedad limitada unipersonal cuyo propietario y administrador único es Bojun Cui, "que parece ser el auténtico nombre de Eric Cui, un inmigrante chino que se ha presentado públicamente como uno de los socios de la empresa junto a su cara más visible, Unai Nieto".

El éxito les siguió tanto que aumentaron la empresa y las tiendas de su marca por Extremadura.

Según las acusaciones, ni siquiera el sistema operativo ha sido desarrollado por los extremeños sino que corresponde a Cyanogemod, un sistema operativo de código abierto gratis para uso personal pero no para uso comercial.

La web de Zetta ha estado esta mañana sin servicio, desde la empresa informan en su Facebook que la web ha sufrido un ataque. La empresa aún no se ha pronunciado de forma oficial para responder a las acusaciones.

Investigación por «fraude masivo»

Facua ha solicitado este lunes a la Junta de Extremadura la apertura “inmediata” de una investigación para dilucidar si ha existido un “fraude masivo” por parte de Zetta en la comercialización de su smartphone.

El portavoz de Facua, Ruben Sánchez, ha justificado esta solicitud en las denuncias aparecidas desde ayer en redes sociales y medios de comunicación, en las que se indica que este teléfono móvil "supuestamente fabricado en Extremadura" no era más que un aparato de otra marca, fabricado en China, "y al que se le ha cambiado la carcasa".

Sánchez indica que no es que la empresa esté ilocalizable, sino que se está negando a hacer declaraciones, por lo que la cuestión "está bastante clara", así como que ha habido irregularidades. Por el momento, ni en Guardia Civil ni Policía Nacional se han registrado denuncias por este supuesto fraude, según ha informado la Delegación del Gobierno.

Si compraste un móvil Zetta, deben devolverte el dinero. Han cerrado su web. Esperamos que la Fiscalía y la Junta de Extremadura actúen”, alertaban ayer desde Facua.

Las webs especializadas en tecnología estaban asombradas de que en solo seis meses hubieran creado un móvil partiendo de cero y con un software operativo a partir de Android. El sistema operativo, según los internautas, tampoco ha sido desarrollado por la firma, sino que utiliza Cyanogen, un software de código abierto.