Hoy

La batida en busca de Manuela Chavero deja "datos sobre la mesa"

Rueda de prensa tras la batida
Rueda de prensa tras la batida / I.A.
  • Ahora toca “realizar una valoración de los datos que se han recopilado durante los días sucesivos para ver todo el trabajo documentado que se ha conseguido y veremos en qué líneas se puede seguir trabajando”, ha indicado José Ángel Sánchez

La batida realizada hoy en Monesterio para dar con algún indicio que conduzca a los investigadores al paradero de nuestra vecina, Manuela Chavero, tras más de 100 días sin su rastro, ha concluido sin novedades, pero con datos sobre la mesa.

Así lo explicaba José Ángel Sánchez, policía local segoviano responsable de coordinar el dispositivo de hoy en Monesterio. Sánchez ha dicho que el siguiente paso tras esta búsqueda es “realizar una valoración de los datos que se han recopilado durante los días sucesivos para ver todo el trabajo documentado que se ha conseguido. Una vez que hagamos esa valoración, veremos todo aquello pendiente que nos ha quedado por realizar y veremos también, en coordinación con Policía Judicial, la UCO de Madrid y la comandancia de Extremadura, la viabilidad de los mismos y, exactamente, en qué líneas podemos seguir trabajando”. José Ángel tampoco ha descartado la posibilidad de realizar nuevas batidas por si “algo se hubiese quedado fuera tras realizar este estudio”.

“Hemos analizado un territorio lineal bastante amplio, 27 metros lineales de cauce”, indicaba, entre los que hay varios ‘puntos calientes’. Sánchez ha explicado que se han analizado un total de dieciséis puntos calientes, correspondientes a los “dieciséis arroyos que estaban señalados sobre la cartografía de búsqueda”. “Éstos han sido estudiados en base a diferentes características como su circulación”, unas particularidades que no pueden ser trabajadas de forma aérea o de otra forma que no sea a través del rastreo minucioso y a pie.

Y es que, la metodología aplicada por el segoviano, ha contado con dos meses de preparación, “nada aquí es improvisado, toda la zona ha sido analizada, los cauces, pozos, construcciones, etcétera, para que la búsqueda sea eficaz”, señalaba. Esta búsqueda en grandes áreas, ya ha sido aplicada en cincuenta y dos casos, de los cuales, el 80 %, ya han sido resueltos.

“Lo que hoy se ha hecho nos hubiera gustado que se hubiera hecho en los días, las horas o las semanas siguientes a la desaparición de Manuela”, añadía el periodista Paco Lobatón, presidente de QSD Fundación Europea por las Personas Desaparecidas. “Creo que debemos comprometernos a ello, ya que eso va a redundar en la eficacia de este esfuerzo tan fantástico y necesario a la vez”. Lobatón reconocía que han sido necesarias muchas gestiones para poner sobre el terreno la batida de hoy. “Hay que conseguir crear una forma de actuar más fluida” en estos casos, ya que en estos caso lo que hace falta es prontitud y rapidez”.

“La coordinación que hoy se ha hecho realidad sobre la práctica de una forma tan cordial y absolutamente eficaz, es necesario que prevalezca y que se extienda al conjunto de los casos y al conjunto del país durante mucho tiempo”, explicaba el periodista.

Por su parte, Emilia Chavero, hermana de Manuela, ha expresado públicamente que se queda más tranquila, dentro de lo que cabe, con el trabajo de realizado hoy. La familia de la desparecida coincide con la afirmación más sonada a lo largo del día de hoy pronunciada por Paco Lobatón: “hay que entender el valor de encontrar pero también el valor de descartar”