Hoy

PP responde que es el PSOE quien pierde en la sentencia del despido del alcalde de Táliga

  • El PSOE acusó ayer al PP de actuar con mala fe en el caso

El PP ha afirmado hoy que, lejos de lo argumentado por el PSOE, el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) considera que es el actual Ayuntamiento de Olivenza, en manos socialistas, el que ha "perdido" la sentencia sobre el "despido" del alcalde popular de Táliga, David Fernández.

El PSOE exigió ayer al PP que se disculpe públicamente tras la sentencia del TSJEx que desestima cualquier "persecución política" en la finalización del contrato temporal en el Ayuntamiento de Olivenza del alcalde popular de Táliga.

Desde el PP se ha indicado que no se pedirán disculpas en relación a este caso, pues la sentencia expresa que el "despido" de Fernández, quien trabajó en el Consistorio oliventino hasta 2015, fue "improcedente", y además hay pruebas de que existe "persecución política".

David Fernández ha afirmado que el TSJEx condena "firmemente" al Ayuntamiento de Olivenza y a su alcalde, Manuel González Andrade, a una indemnización de 16.000 euros y a pagar las costas por este proceso.

Además, el alto tribunal extremeño retira al Ayuntamiento oliventino la subvención que obtenía por este puesto.

Por otra parte, el primer edil de Táliga considera que existen pruebas para hablar de "persecución política", pues llevó a cabo una grabación en la que Manuel González Andrade así se lo confirmaba, aunque esta grabación no se ha tenido en cuenta pues fue presentada en segunda instancia, y no en primera como debería haberse realizado.

El alcalde de Táliga ha recordado que la grabación es un derecho legal de todos los trabajadores, realizada en su centro de trabajo del Ayuntamiento de Olivenza.

Por su parte, el secretario general del Partido Popular en la provincia pacense, Juan Antonio Morales, ha afirmado que quien ha "perdido" este caso es el actual Ayuntamiento de Olivenza y su alcalde.

Morales ha recordado que el Consistorio oliventino "puso en la calle" a David Fernández y a su compañera como agentes de empleo de desarrollo local, cargos que desempeñaban desde hacía siete años, decisión que consideró "improcedente" el Juzgado de lo Social.

González Andrade readmitió a la compañera de Fernández, pero no al alcalde de Táliga, ha lamentado Morales.