Hoy

Juan Francisco Álvarez, nuevo mayordomo de la Virgen de los Remedios

  • El proceso electoral se desarrolló con una alta participación que alcanzó el 45,36%, con un total de 1.151 votos

Juan Francisco Álvarez Mulero se imponía en la tarde de ayer en el proceso electoral convocado en Fregenal de la Sierra para la elección de la nueva junta de gobierno de la Asociación de Nuestra Señora Santa María de los Remedios.

Unas elecciones que se desarrollaron en el salón de actos de la Casa de la Iglesia de Fregenal de la Sierra y para las que resultó necesario ampliar el horario de atención a votantes ya que a las dos y media de la tarde, hora de cierre del proceso iniciado a las nueve y media de la mañana, se agolpaba gran número de asociados a las puertas del espacio habilitado por la parroquia local para el desarrollo de esta convocatoria.

Desde las doce del mediodía se producían grandes colas en la zona de acceso a las dos mesas electorales previstas en el salón de la Casa de la Iglesia. Esa circunstancia propició que, en el tramo final de esta jornada electoral, se terminara viviendo con mucho ambiente, teniendo en cuenta que muchos socios decidieron votar antes y después de la misa dominical de la una de la tarde en el templo de Santa Catalina Mártir.

Al final, Juan Francisco Álvarez se imponía por 690 votos a favor de su candidatura, frente a los 446 obtenidos por la lista que encabezaba Jesús Soriano Calderón. El proceso dejó 12 votos nulos y 3 en blanco.

Candidatura completa

La candidatura ganadora la completaban, María Teresa Galván Díaz, como vice-mayordoma, siendo tesorero, Álvaro Rastrojo Vargas.

Las cifras de participación de este complicado proceso electoral, que se iniciaba en la primavera de este año y fue inicialmente paralizado por el Arzobispo de Mérida-Badajoz en el mes de mayo para retomarse en la jornada de ayer, situaban, definitivamente, ante las urnas a 1.151 votantes de los 2.537 que tenían derecho a voto, un 45,36%.

De ellos 611 acudían de manera presencial y 540 votaban utilizando el sistema de voto por correo, lo que provocó que hasta las ocho y media de la tarde no se terminara de introducir el voto desplazado en su correspondiente urna.