Hoy

La Cívica pide al Ayuntamiento de Badajoz que conmemore la batalla de Sagrajas

La Cívica pide al Ayuntamiento de Badajoz que conmemore la batalla de Sagrajas
  • La Asociación solicita al consistorio que promueva el reconocimiento de este acontecimiento histórico con motivo de la conmemoración del 930º aniversario que será el 23 de octubre

El próximo día 23 de octubre se conmemora el 930º aniversario de la batalla de Sagrajas o Zalaca en la que se enfrentaron varios reyes taifas -incluido el de Badajoz-, y sus aliados africanos, los almorávides, contra las tropas reunidas por los reyes cristianos. Leoneses, castellanos y aragoneses unieron sus fuerzas que fueron comandadas por Alfonso VI de León.

La Asociación Cívica solicita al Ayuntamiento de Badajoz que promueva el reconocimiento de este acontecimiento histórico ya que, a su juicio, pasa desapercibido para los pacenses, incluidos los habitantes de Sagrajas. Para ello propone que se coloque un cartel indicador, tanto en la carretera que da acceso a la población de Sagrajas como a la salida de la autovía A5, para que quede visible al público y que se erija un monolito recordando los hechos históricos en un lugar próximo y accesible del campo de batalla original.

Esta batalla es antecedente de la más conocida de las Navas de Tolosa (Jaén), donde también se enfrentaron los reyes hispanos coaligados en este caso contra los almohades. En esta población andaluza se inauguró, en pleno campo de batalla, un centro de interpretación que sólo en los seis primeros meses de vida recibió más de 3.000 visitas. La Carolina, población a la que pertenece la aldea de las Navas, celebró el 800º aniversario de su famosa batalla con una recreación que agotó todas las plazas hoteleras de la comarca jienense.

En Portugal y desde la autopista que une Madrid con Lisboa han colocado recientemente indicaciones en las salidas que llevan a ciertos campos de batallas históricos y en otros países, como el Reino Unido o Irlanda, los turistas que visitan este tipo de lugares son cientos de miles, y mueven la economía de ciertas comarcas, con festivales, recreaciones o simples monolitos que recuerden el pasado.