Hoy

El Ayuntamiento incumplió una sentencia que obligaba a parar la obra de la nave de cárnicas

Estado actual de las obras de la nave de cárnicas. :: irina cortés
Estado actual de las obras de la nave de cárnicas. :: irina cortés
  • Un juzgado de Badajoz anuló la adjudicación del proyecto y ahora reprocha al Consistorio que no haya convocado de nuevo el proceso de contratación

El Ayuntamiento de Zafra no ha ejecutado aún la sentencia, declarada firme el pasado día 14 de abril, que anulaba la adjudicación del proyecto de la nave de cárnicas del ferial. Así lo reconoce una resolución del Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Badajoz, que asegura que tras la sentencia, el Consistorio debería haber parado las obras y convocado un nuevo proceso de contratación del proyecto. Pese a la resolución judicial, las obras han continuado.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Badajoz anuló en marzo la adjudicación del contrato de servicios de redacción del proyecto de demolición y de ejecución de la nave de cárnicas del recinto ferial (pabellón 9B). Dicha sentencia se hizo firme en abril y ahora se ha evaluado la forma en la que el Consistorio la ha acatado.

La sentencia estimaba que «en el proceso de contratación se ha omitido con claridad el trámite de la negociación de las ofertas presentadas por los distintos licitadores» y más adelante señalaba que «procede la estimación de la demanda, dejándose sin efecto en consecuencia la adjudicación, realizada por acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Zafra de fecha de 26 de febrero de 2015».

A la licitación de este contrato de servicios se presentaron siete equipos, cuatro de los cuales fueron descartados en una primera fase, quedando tres para la fase final entre los que resultó elegido el proyecto de Juan José García. Se estimó el recurso interpuesto por los dos equipos licitadores no elegidos, representados por Juan Jesús Martínez Núñez y José María Sixte Martínez. El Ayuntamiento además tuvo que pagar los gastos del juicio y no interpuso recurso alguno. Con ello, la sentencia fue declarada firme el 14 de abril de 2016.

No obstante, en julio, se ha evaluado la forma en la que el Ayuntamiento de Zafra acató la sentencia firme. Los dos equipos licitadores representados por Juan Jesús Martínez Núñez y José María Sixte Martínez consideran que las acciones del Ayuntamiento no se encaminaban a ejecutar la sentencia.

El Ayuntamiento de Zafra alega que la mesa de contratación ha hecho todos los trámites necesarios para su cumplimiento. Así, el 29 de abril se convocó a los licitadores a la mesa de contratación. Además, afirma, que no se paralizaron las obras ya que el juzgado no adoptó tal medida cautelar.

El procedimiento correcto

No obstante, la contestación del juzgado (es una pieza separada pero cuyo origen es el procedimiento ordinario), considera que al ser la sentencia firme el procedimiento debería haber sido el siguiente: paralizar la continuación de las obras, convocar un nuevo procedimiento de contratación y adjudicarlo en legal forma.

El texto legal explica que el Ayuntamiento de Zafra no ha cumplido con la sentencia del 4 de marzo. «...la sentencia no se ha ejecutado aún y lo que ha realizado la Administración no es más que dar la apariencia de haber procedido a ejecutarla», asegura. Dicha sentencia sólo será ejecutada correctamente cuando «convoque de nuevo la licitación y la tramite en su integridad, con todos los requisitos legales». Afirma también que lo lógico habría sido» paralizar la obra y convocar de nuevo el proceso de contratación... en vez de llevar a unos trámites que nos llevan a la misma situación de la que partíamos.

El origen de este proceso data del año 2015 cuando se anunció, tras el proceso ahora anulado, la construcción de un pabellón nuevo de cárnicas, con maqueta incluida. Lo anunció la entonces alcaldesa popular Gloria Pons. El proyecto se licitó por unos 59.000 euros. La cantidad fue la que solicitó el equipo de gobierno a la Consejería de Agricultura y ésta la otorgada sólo para la redacción del proyecto. El proceso de contratación fue aprobado por unanimidad por los técnicos y los tres grupos políticos que conformaban la mesa de contratación con la aprobación de la Junta de Gobierno Local. Un proceso que continuó tras las elecciones con José Carlos Contreras como alcalde electo tras la victoria socialista.

La demolición del pabellón tuvo lugar en febrero de 2016 y se procedió a levantar nuevas estructuras. Ambas actuaciones las adjudicó la Junta por un importe cercano al millón de euros. En un principio las obras tendrían una duración de once meses y el pabellón estaría listo para la Feria de San Miguel de 2017.