Hoy

Fregenal vibra con sus Danzaores el día de la Virgen de la Salud

Los Danzaores ante la Virgen de la Salud. :: juan i. márquez
Los Danzaores ante la Virgen de la Salud. :: juan i. márquez
  • El pueblo de Fregenal vivió con devoción una intensa jornada festiva que comienza a las siete de la mañana de cada ocho de septiembre y finaliza más allá de las diez de la noche

El pueblo de Fregenal vivió con devoción una intensa jornada festiva que comienza a las siete de la mañana de cada ocho de septiembre y finaliza más allá de las diez de la noche con los Danzaores ante la Santísima Virgen de la Salud.

Unas celebraciones que hacen vibrar al unísono a los hijos de esta tierra con una hermosa carta de colores, que parte del blanco inmaculado de las almidonadas faldas de la danza, hasta completar la gama cromática del arcoiris con el destello de llamativos gorros de flores que se balancean al ritmo que marcan cuerpos capaces de adoptar posturas multiformes, desde el gesto recio de frexnenses que llevan el compás en lo más profundo de su ser.

Bien de Interés Cultural

Así volvió a mostrarse ayer, de principio a fin, la festividad de la Virgen de la Salud en Fregenal de la Sierra, marcada en 2016 por el hecho singular de la reciente incoación de un expediente que sitúa a esta celebración festiva y la danza que en ella se interpreta como Bien de Interés Cultural de Extremadura, el primer acontecimiento de carácter inmaterial que se tiene en cuenta en la región desde la Secretaría General de Cultura de la Junta de Extremadura, en base al rico patrimonio que legitima este ritual festivo indisolublemente unido a Fregenal de la Sierra, su historia y su cultura y cuya continuidad se explica, como constata este expediente, «por los esfuerzos sostenidos individual y colectivamente por unos actores sociales que en última instancia son y han sido protagonistas y responsables de que la Fiesta y la Danza de la Salud hayan llegado a nuestros días hasta conformarse como parte fundamental del patrimonio frexnense».

Un hecho que como puntualiza la Hermandad de la Virgen, se mantiene sin alteraciones significativas según se tienen noticias escritas de esta fiesta, desde el siglo XVIII, allá por el año 1757, y que ha conseguido saltar fronteras de siglos y llegar fresco y vibrante hasta nuestros días, con la vitalidad que en las últimas décadas brotaba del sentimiento mismo de un pueblo que ha aprendido a danzar masivamente, en contra de lo que las corrientes del momento pudieran aconsejar.

Así miles de frexnenses y extremeños llegados desde otros lugares acompañaban en la tarde de ayer, jueves, la solemne procesión de la Virgen cuyo paso estuvo precedido alternativamente por tres grupos de danza, que no pararon de interpretar ante la Madre de la Salud estos hermosos pasos de baile legados de generaciones precedentes.