Martes, 22 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

SOCIEDAD

Sociedad
Quieren dar la nota
El profesorado de Música de Educación Primaria y Secundaria está hoy convocado a huelga por la reducción horaria del área artística en Primaria y de música en Secundaria en los currículos extremeños
Quieren dar la nota
Unos niños reciben las indicaciones de su profesor de música durante una clase. / HOY
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
REIVINDICACIONES
Dos sesiones de educación musical en Primaria.

Oferta en todos los institutos de la optativa de 3º de ESO relacionada con la educación musical en Extremadura.

Que exista una optativa de Música en el Bachillerato, común a todas las modalidades.

Que aquellas especialidades y ciclos formativos que estén relacionados con el hecho sonoro y musical incluyan en sus currículos la enseñanza de la música.

Publicidad

Muchos niños extremeños no disfrutarán hoy de su clase de música si sus profesores deciden responder al requerimiento de la Confederación de Asociaciones de Educación Musical (COAEM), a la cual pertenece la Asociación de Profesores de Educación Musical en Extremadura (APEMEX), que ha convocado a huelga al profesorado de Música de Educación Primaria y Secundaria de toda España.

Los motivos que argumenta COAEM para la convocatoria de huelga es la reducción horaria del área artística en primaria y de música en secundaria, recientemente aprobadas en currículos extremeños.

La importancia de la Música en la formación de los más jóvenes se pone así en tela de juicio a través de su precaria presencia en el conjunto de estudios y prácticas destinadas a que los alumnos desarrollen plenamente sus posibilidades.

Aurora Chacón Zancada es la actual directora del Conservatorio Superior de Música de Badajoz y lleva 30 años trabajando en el ámbito musical. Para esta veterana de los pentagramas, los estudios musicales que reciben los alumnos extremeños son «insuficientes» y asegura, además, que debería ampliarse el abanico de edad de los alumnos. «Los niños deberían empezar a recibir educación musical desde muy pequeñitos, casi desde que empiezan a tener uso de razón. Con unos dos añitos, ya se puede trabajar con ellos el ritmo, por ejemplo», apunta Chacón. Reconoce, no obstante, que existen otras asignaturas con mucho más peso en la formación de los niños: «Sé que no se le puede dar a la Música la misma importancia que a la Lengua, la Historia o el Inglés, pero considero que para la formación del individuo es básico y es aconsejable que tengan una buena educación musical».

COAEM, por su parte, argumenta, en su convocatoria de huelga, la transcendencia de una buena educación musical desde edades tempranas «ya que propicia notablemente la adquisición de las competencias básicas por parte del alumnado y desarrolla sus capacidades de percepción, expresión, comunicación, creatividad, a la vez que desarrolla su sensibilidad y educación en valores, contribuyendo notoriamente a su formación integral».

Aulas sin violencia

«La música contribuye a la formación del ser humano en todos los sentidos: espiritual y humanísticamente hablando y desarrolla su sensibilidad», prosigue Aurora, que afirma que sus alumnos en el conservatorio están felices y relajados. «No recuerdo ningún incidente violento en todos mis años de profesión, ni ningún profesor que se haya tenido que coger una baja por depresión». Y es que, para la directora del Conservatorio de Badajoz: «La música nos reconcilia con nosotros mismos».

Para terminar, Aurora se anima a recomendar una mayor énfasis en adaptar el aprendizaje de la música a cada edad, ya que a su parecer es demasiado homogéneo. «Desde que son pequeños se puede trabajar con ellos. Habría muchísimos menos malos oídos si los educáramos convenientemente, porque el músico no nace, se hace», concluye.

 
Vocento

Contactar |Staff | Publicidad| Aviso legal | Política de privacidad | Suscriptores HOY| Mapa web

Canales RSS