Lunes, 16 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

MÉRIDA

JOSÉ ÁNGEL CALLE GRAJERA CANDIDATO DEL PSOE A LA ALCALDÍA
«Quiero aportar a Mérida liderazgo y diálogo para resolver los problemas»
El socialista apuesta por el consenso político y un urbanismo «sensato». Subraya que hay deseo de cambio.
«Quiero aportar a Mérida liderazgo y diálogo para resolver los problemas»
El candidato a la Alcaldía del Ayuntamiento de Mérida, en un momento de la entrevista
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
DEFINA A....
Juan Carlos Rodríguez Ibarra: «Coherencia y decencia».

Guillermo Fernández Vara: «Cercanía y sensibilidad hacia los ciudadanos».

Carlos Floriano: «Que opinen sus electores».

Pedro Acedo: «Un emeritense de adopción, igual que yo».

Pilar Vargas: «No soy capaz de formarme una opinión de esa chica».

Miguel Ángel Herrera: «Parece una buena persona».

Juan Manuel Romera: «Por higiene mental, eso no lo contesto».

Ángel Calle: «Que contesten los ciudadanos».

Publicidad

Llega unos minutos antes que el entrevistador y con evidentes ganas de hablar. José Ángel Calle Grajera (10 de noviembre de 1950, Villafranca de los Barros) apura un café demasiado caliente en el Parador y reclama un lugar tranquilo para charlar, aunque un reportaje fotográfico a un cocinero para una revista gastronómica lo impide. Viste traje azul, camisa lisa del mismo color y corbata a rayas de color marrón y burdeos, con tenues líneas grises. El candidato socialista a la Alcaldía guía al fotógrafo, y no al revés, para la sesión de fotos.

-Si cumpliera eso de a quien madruga, Dios le ayuda, tendría medio ganadas las elecciones. Hace cinco meses que se conoce que encabezará la lista del PSOE.

-La confirmación oficial se produjo la semana pasada en el Comité Regional del PSOE. Hemos cumplido los plazos y se ha hecho magníficamente bien. Sólo espero ahora que nos ayuden los ciudadanos de Mérida.

-Durante esos cinco meses se ha visualizado, por lo menos públicamente, un constante apoyo a su persona, tanto de militantes, con varias comidas de por medio, como de dirigentes.

-Sí. Estoy enormemente agradecido a este partido porque no sólo me está apoyando sino dando algo que es fundamental en política: afecto. El otro día fue emocionante cómo los militantes socialistas, que estaban de comida, acudieron todos al tanatorio para dar el pésame por la muerte de un familiar.

-Este apoyo viene bien en lo personal pero también en lo político, porque, no nos engañemos, los partidos quieren dar imagen de unidad.

-El PSOE siempre ha dado, y sobre todo en los últimos tiempos, un ejemplo de madurez impresionante. La propia sustitución de Rodríguez Ibarra en 48 horas, por unanimidad y con cariño hacia Fernández Vara, ha evidenciado una madurez y una unidad increíbles, que es lo que quiere el pueblo extremeño de nosotros. No nos perdonaría que no tuviéramos la casa unida. Diría la gente que si no saben arreglar su propia casa cómo piensan arreglar la ajena.

-¿De aquí a las elecciones espera algún factor sorpresa, algo que se salga de lo cotidiano?

-No espero sorpresas, pero cualquiera sabe lo que puede ocurrir. No creo que salgan candidaturas extrañas ni nada raro. Lo que pienso es que estos siete meses tienen que ser para sacar conclusiones sobre lo que cada uno quiere hacer. Y yo tengo mucho interés en hacer una cosa: sacar todas las potencialidades que esta ciudad tiene. Una ciudad pequeña, con un clima benigno, cruzada por un río, capital autonómica, centro neurálgico y con un patrimonio arqueológico importantísimo. ¿Que necesita eso? Necesita lo que quiero aportar: liderazgo y diálogo para resolver los problemas de los ciudadanos e ilusionar a la gente. Quiero convencer a los ciudadanos de que la gestión del PSOE va a resolver los problemas y va a hacer recuperar la ilusión por la política y las gentes. Siempre con diálogo, concordia, pacto y negociación. Porque eso es la política; lo demás, es otra cosa.

-¿Manejan otra alternativa a Acedo como cabeza de lista del PP?

-En esto no quiero entrar. El PP sabrá lo que debe hacer o no hacer y me da exactamente igual su candidato. El que sea representará un proyecto que no ha sabido sacar la rentabilidad que Mérida ofrece.

-¿Saca alguna conclusión sobre el hecho de que el PP no tenga aún, oficialmente, candidato?

-No. No pienso entrar para nada en su proceso interno de elección. Me trae sin cuidado a quién vayan a poner.

-Esta postura es una especie de 'ir sobrado' del PSOE... ¿o no?

-No. Sinceramente es responderle con una moneda diferente a la suya. Ellos siempre han estado diciendo que si a mí no me querían o que no iba a ser candidato. Nosotros no entramos en nada de eso. Debemos respetar las decisiones que ellos tomen. Simplemente. No es cuestión de ir de sobrado ni de prepotentes.

-¿Percibe que el resultado de las elecciones va a ser tan igualado como el de hace tres años?

-Creo con toda sinceridad que la gente va a ver que encarnamos otra forma de hacer política. Con diálogo, con la cercanía al ciudadano, en no estar siempre echando la bronca a otras instituciones, en asumir nuestras propias competencias y en relanzar esta ciudad que, repito, tiene unas potencialidades enormes. Basándome en esas percepciones y en las cosas que me dice la gente por la calle, percibo deseo de cambio y que, esta vez, vamos a ganar con una claridad suficiente.

-¿Y percibe eso que denomina hartazgo de la ciudadanía por 12 años de gobierno del PP?

-Desde luego. Esta ciudad es una ciudad que se ha hecho antipática, donde para desplazarte de un sitio a otro es dificilísimo circular, tenemos unos servicios tercermundistas y pagamos unos impuestos de Suecia y donde el Ayuntamiento no asume ninguna competencia. Que hay cuestiones de deporte, competencia de la Junta; cuestiones de juventud, competencia de la Junta; cuestiones de malos olores, competencia de la Junta. Si todo es competencia de la Junta, ¿para qué tienen a ocho personas liberadas? Ya está bien de tanta incompetencia. Necesitamos diálogo y concordia.

Urbanismo

-El PP sostiene que la ciudad está en expansión, creciendo mucho.

-El urbanismo va a ser uno de los temas estrella de esta campaña electoral. Hoy en Mérida se está haciendo un urbanismo que no es favorable ni a los empresarios ni a los ciudadanos. Sólo es favorable a cuatro promotores. Un urbanismo que está plagado de irregularidades, como la construcción de un hotel en el Hernán Cortés, que lo prohíbe expresamente el Plan General; la construcción de un geriátrico privado en un suelo de uso docente; levantar una Ciudad Deportiva, que hipotecará al Ayuntamiento por 40 ó 60 años porque le van a dar a una empresa privada 480.000 euros cada año si demuestra que tiene pérdidas y 1.000 metros cuadrados de aprovechamiento urbanístico de suelo y, como decía Javier Corominas en este diario, el 25% de las viviendas o de suelo tiene que ser para protección oficial y no se está cumpliendo. El urbanismo que están haciendo está basado en una palabra: negocio. Lo único que pretenden es hacer caja rápida. En cambio, nosotros queremos hacer un urbanismo favorable a los ciudadanos, sensato. Unir las barriadas con el centro urbano, dotarlas de VPO y con sus correspondientes servicios. La ciudad la tiene que hacer el Ayuntamiento y no los promotores.

-Por terminar en clave electoral, ¿cuándo conoceremos su lista?

-Vamos a tener una candidatura con un perfil muy similar a la de las últimas elecciones. El perfil, porque las personas, por ahora, no se conocen. Eso sí, será una candidatura de consenso. El perfil tiene que ser de persona con un gran componente ético, absolutamente honrada en cualquier aspecto de su vida. Personas que profesionalmente hayan brillado y que sean buenos gestores, ya sea un médico, un abogado, un trabajador del metal... Vinculadas a las ideas progresistas y la mayoría afiliadas al PSOE.

 
Vocento

Contactar |Staff | Publicidad| Aviso legal | Política de privacidad | Suscriptores HOY| Mapa web