El Punto de Encuentro Familiar retomará su actividad en Plasencia el próximo día 18

Recinto de Valcorchero, donde el Punto de Encuentro Familiar abrió sus puertas en 2003. :: david palma/
Recinto de Valcorchero, donde el Punto de Encuentro Familiar abrió sus puertas en 2003. :: david palma

Su gestión ha sido adjudicada a la empresa Alvalop por 39.960 euros hasta el mes de diciembre de 2018

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

«No tenemos el servicio desde antes del verano y la situación en la que estamos es desesperada; necesitamos con urgencia un lugar neutro en el que recoger a los niños», señala una de las afectadas, que prefiere no dar su nombre, por la falta en la ciudad del Punto de Encuentro Familiar (PEF).

Es un recurso social que la Administración regional pone al servicio de las parejas cuya ruptura genera un conflicto que requiere la presencia de un tercero neutro, para lograr que ambos progenitores puedan ver a sus hijos. En definitiva, el Punto de Encuentro Familiar, un recurso consolidado después de más de 15 años en la región, ofrece la posibilidad a los menores de mantener el contacto con sus padres.

Plasencia volverá a contar con este servicio ocho meses después de que cerrara sus puertas. La Consejería de Sanidad y Política social asegura que «se está preparando todo para que el Punto de Encuentro Familiar pueda ponerse en marcha el 18 de enero». Explica que el presupuesto de licitación del contrato fue de 39.960 euros y la mesa de contratación lo adjudicó a la empresa Alvalop. El contrato se desarrollará hasta diciembre de 2018 con posibilidad de prórroga.

Atendía a medio centenar de familias antes de que el servicio fuera interrumpido

Fuentes del departamento que dirige José María Vergeles, aseguran que el motivo del retraso en la apertura del PEF «no ha sido otro que cuestiones burocráticas relacionadas con los trámites requeridos por el Servicio de Contratación y la documentación exhaustiva para formalizar dicho contrato».

De este modo, las familias que venían recurriendo al PEF lo podrán volver a hacer, «y esto claramente mejorará nuestra situación, eliminará las tensiones y conflictos que hoy tenemos por no disponer de un espacio neutro en el que ver a los niños».

Los puntos familiares ofrecen fundamentalmente tres servicios: visitas supervisadas, visitas no supervisadas y entregas y recogidas de menores. Por eso es necesario para las parejas que quieren entregar o recoger a sus hijos sin tener que relacionarse entre ellos.

El recurso hace posible el cumplimiento del derecho fundamental del menor a mantener la relación con ambos progenitores después de la separación, estableciendo los vínculos necesarios para su buen desarrollo psíquico, afectivo y emocional. También busca preparar a los padres para que consigan autonomía y puedan mantener relaciones con sus hijos sin depender de este servicio. De hecho, el objetivo es que el mismo sea temporal, de tal modo que con el paso del tiempo las visitas de los menores al progenitor con el que no conviven se puedan llevar a cabo en su domicilio.

Entre las familias que pueden ser usuarias del servicio, aparte de las que puedan ser derivadas por los juzgados radicados en los partidos judiciales de la zona y de los Juzgados de Violencia contra la Mujer, figuran las que puedan ser derivadas por la Dirección General de Políticas Sociales e Infancia y Familia.

El Punto de Encuentro Familiar de Plasencia se encuentra en las instalaciones del recinto de Valcorchero, donde funciona desde el año 2003, aunque el servicio ha sufrido ya varias interrupciones prolongadas. En los últimos años venía atendiendo a unas 50 familias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos