Proyectan que una gran bandera de España presida la glorieta de las víctimas del terrorismo en Plasencia

Cruce de las avenidas La Salle, Virgen del Puerto, Salamanca y Juan Carlos I, donde irá la glorieta. En la foto detalle, Vicente Javier Domínguez./A. S.
Cruce de las avenidas La Salle, Virgen del Puerto, Salamanca y Juan Carlos I, donde irá la glorieta. En la foto detalle, Vicente Javier Domínguez. / A. S.

La decisión todavía no es firme aunque el alcalde ya le ha comunicado la idea a varias asociaciones de vecinos de la ciudad

CLAUDIO MATEOS PLASENCIA.

La futura glorieta que Plasencia va a dedicar a las víctimas del terrorismo será también un espacio de exaltación de los símbolos nacionales. Ese es el plan que el alcalde, Fernando Pizarro, ha dado a conocer en varias reuniones con colectivos vecinales, a los que ha trasladado la intención del equipo de gobierno de que una gran bandera de España presida esta rotonda, que servirá para regular el tráfico en uno de los puntos neurálgicos y de mayor tránsito de la ciudad.

La glorieta dedicada a las víctimas, y especialmente al guardia civil placentino Vicente Javier Domínguez González, asesinado por ETA en 1986, se ubicará en el cruce que une las avenidas de La Salle, Virgen del Puerto, Salamanca y Juan Carlos Primero. Como se ha informado, su coste aproximado será de unos 200.000 euros, y formará parte del plan de adecuación del entorno urbano de los pabellones militares que se va a financiar con los fondos europeos DUSI concedidos para la residencia de mayores.

El Ayuntamiento ya había anunciado que esta rotonda servirá como homenaje a las víctimas del terrorismo. Además, el alcalde avanzó el pasado mes de abril que estará especialmente dedicada a Vicente Javier Domínguez, decisión que se tomó después de que un grupo de vecinos se lamentase a través de las redes sociales de que este placentino víctima de ETA no contaba en la ciudad con ningún espacio ni inscripción que le recordara.

Domínguez era uno de los guardias civiles que formaban parte del dispositivo de vigilancia de las embajadas de Estados Unidos e Italia. Le mató, junto a cuatro de sus compañeros, un coche-bomba colocado por el Comando Madrid en la calle Juan Bravo, que estalló al paso de su vehículo el 25 de abril de 1986. Tenía 25 años. Cuando anunció el homenaje que le rendirá ahora su ciudad natal, Pizarro le definió como «un héroe que luchó por la libertad y la democracia».

Vicente Javier Domínguez.
Vicente Javier Domínguez. / Hoy

La idea que maneja el gobierno local es colocar en el centro de la glorieta un enorme mástil con una bandera de España de grandes dimensiones que ondeará de manera permanente, inspirada en la que existe en la madrileña plaza de Colón, aunque de un tamaño más reducido. Sería similar a las que hay ya en espacios urbanos destacados de muchas otras ciudades españolas como Salamanca, Santander, Gran Canaria o Valencia, que también se inspiraron en la iniciativa madrileña. Las dimensiones aproximadas de las banderas que se instalaron en esas poblaciones, y en otras como Coslada, Pinto o Córdoba, son de entre 37 y 70 metros cuadrados (entre 7,5x5 y 10x7 metros), izadas en mástiles de entre 18 y 25 metros de altura. Las cantidades que se han gastado los ayuntamientos en colocarlas varían mucho en función del municipio, pues las hay desde 11.000 hasta más de 40.000 euros. Nada que ver con la de la plaza de Colón, que costó 378.000 euros.

El gobierno local insiste en que por el momento se trata tan solo de una idea, que según afirma ha sido «bien recibida» por las asociaciones vecinales a las que se lo han dicho.

Fotos

Vídeos