Plasencia retoma el plan de asfaltado con más de 320.000 euros

Operarios trabajando en pasadas ediciones del plan de asfaltado. :: Hoy
Operarios trabajando en pasadas ediciones del plan de asfaltado. :: Hoy

Este programa municipal permite mejorar el estado de las vías que más problemas presentan en el firme y en el trazado

LUCÍA SEMEDO PLASENCIA.

El Ayuntamiento de Plasencia retoma este año el plan de asfaltado municipal con una inversión que asciende a más de 320.000 euros y que proviene del remanente obtenido tras la liquidación de cuentas del ejercicio 2016.

Se trata de una medida que busca mejorar las condiciones de las vías placentinas que se encuentran en peor estado y que muestran más problemas en el firme y en el trazado. Este año la medida afectará a un total de 17 calles, según confirmaron desde la Casa Consistorial.

Cabe destacar que el pasado año no se llevó a cabo este plan por la falta de fondos en las arcas públicas. Por ello, el Consistorio aprobó en la última modificación presupuestaria una partida destinada a retomar esta actividad.

Esta misma semana el Boletín Oficial de la Provincia de Cáceres publicó los datos relativos a la licitación de este proyecto. El presupuesto base es de 323.000 euros y los interesados podrán presentar sus propuestas en un periodo de 26 días naturales.

Se trata de unos trabajos que tendrán un plazo de ejecución de dos meses. En su adjudicación se valorarán las ofertas que sean más ventajosas económicamente, según recogió ayer el Boletín Oficial de la Provincia.

El Ayuntamiento aún no ha publicado las calles que se verán afectadas por estas mejoras, pero en reiteradas ocasiones indicaron que tienen prioridad las sugerencias de las asociaciones y colectivos vecinales de la ciudad.

De esta forma, se registran las calles que presentan más desperfectos y se seleccionan de forma que puedan mejorarse. En algunos casos se trata de vías de la ciudad que llevaban años sin recibir ningún tipo de mejora.

El edil de Hacienda, José Antonio Hernández, indicó que esta partida no había podido habilitarse por la falta de presupuesto, pero el remanente de más de un millón de euros obtenido en la liquidación de las cuentas del pasado año permitió realizar varias modificaciones para afrontar asuntos que «se habían quedado fuera». Las modificaciones, por más de 850.000 euros, fueron aprobadas en la última sesión plenaria y según el área de cuentas permitían hacer frente a trabajos que se «habían quedado fuera de presupuesto». Cabe destacar que el Ayuntamiento está obligado a destinar el remanente a la deuda según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, por lo que requiere de estas modificaciones para crear y ampliar partidas.

Este plan comenzó a percibir recortes en el año 2015, cuando contó con una inversión de 250.000 euros, casi la mitad que en 2014. Desde entonces la medida comenzó a presentar recortes y retrasos en su ejecución.

Fotos

Vídeos