Pizarro apela al vínculo «emocional» del busto de Carlos V con Plasencia

El busto de Carlos V, en su hornacina del Palacio de Mirabel./D. PALMA
El busto de Carlos V, en su hornacina del Palacio de Mirabel. / D. PALMA

Reconoce el «derecho legal» que tienen los dueños a venderlo, pero cree que «no es justo» para la ciudad

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

El alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, volvió a lamentar ayer la puesta en venta del busto de Carlos V del Palacio del Marqués de Mirabel, si bien considera que aún existe la posibilidad de que esta escultura de gran valor histórico y artístico permanezca en la ciudad. Al margen de lo que se pueda conseguir por la vía de los contactos institucionales, apeló al vínculo «emocional» que tiene esta pieza con Plasencia, donde ha permanecido desde que Carlos V se la regaló a Luis de Ávila a mediados del siglo XVI.

Más información

Pizarro reconoció que los propietarios tienen todo el derecho legal a venderla, pero dijo que «no es justo» que la escultura abandone Plasencia, una pérdida que incluso equiparó a que «viniera alguien y se llevara la catedral piedra a piedra, aunque eso no sea posible». En relación a los contactos que se están manteniendo con los responsables de patrimonio de la Junta de Extremadura y el Ministerio de Cultura, el alcalde no mencionó ningún avance, si bien dejó caer la posibilidad de que el Estado ejerza su derecho de tanteo sobre la pieza en la subasta que se llevará a cabo el próximo 28 de diciembre en la casa madrileña Fernando Durán, con un precio de salida de 400.000 euros. La pieza fue declarada inexportable por el Ministerio de Cultura en 2013, por lo que no podrá salir de España.

Pizarro dijo que la Junta está intentado localizar el expediente por el que el Palacio del Marqués de Mirabel fue declarado en los años setenta bien de interés cultural para poder determinar si esa declaración afecta también a los bienes muebles que contenía el edificio, que además no paga IBI.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos