Plasencia cumple tres años sin zona azul ni planes para recuperarla

Muchos espacios de la antigua zona azul, como la avenida Juan Carlos I, aún conservan las líneas de ese color pintadas en el suelo. :: andy solé/
Muchos espacios de la antigua zona azul, como la avenida Juan Carlos I, aún conservan las líneas de ese color pintadas en el suelo. :: andy solé

El Ayuntamiento descarta volver a licitar un servicio que los comerciantes del centro dicen echar de menos

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

Hace ya tres años que la zona azul desapareció de Plasencia, en diciembre de 2014, y todavía puede verse en las zonas donde estaba implantada a personas buscando intrigadas un parquímetro en el que introducir las monedas. El motivo es que las máquinas se retiraron, pero las plazas de aparcamiento siguen pintadas, lo que suele llevar a confusión a muchos forasteros que, al ver líneas azules en el suelo, piensan que tienen que pagar y no salen del error hasta que preguntan y algún viandante les informa.

El Ayuntamiento de Plasencia no tiene intención de recuperar la zona azul. De hecho lo descarta tanto a corto como a medio plazo, pues el gobierno local considera que los posibles problemas de aparcamiento que puede haber ahora en el centro de la ciudad quedarán solucionados por completo una vez que se abran los dos parkings que se van a construir con fondos europeos en la calle Velázquez y en Eulogio González, con un total de 450 plazas entre los dos.

No opina lo mismo la Asociación de Comerciantes de la Zona Centro. «Lo hemos notado mucho», afirma su presidente, Fernando Santiago, cuando se le pregunta por el impacto que ha tenido en las ventas suprimir la zona azul. «Lo dicen los compañeros y lo hemos hablado incluso en asamblea, que la zona azul es necesaria para que haya una rotación de vehículos y por lo tanto de clientes», señala. Apunta además que los más perjudicados son los comercios de la plaza y la calle del Rey, puesto que los de las calles del Sol y Zapatería tienen mejor servicio en ese sentido con los aparcamientos de la Puerta Talavera y La Isla.

Las rayas azules del suelo no se han eliminado, lo cual lleva a confusión a muchos forasterosLos comerciantes creen que el aparcamiento de pago garantiza una mayor rotación de compradores

Los comerciantes, según apunta Santiago, creen que sería bueno recuperar la zona azul al menos durante el tiempo que tarden en empezar a funcionar los nuevos aparcamientos proyectados, y como mínimo en algunos espacios como la plaza del Salvador, o incluso San Nicolás. «Sólo pedimos que se haga en horario comercial y de lunes a viernes, y que el resto de horas y los fines de semana siga cerrado al tráfico», indicó.

La Federación Placentina de Asociaciones de Vecinos (Fepave), Antonio Gil, por su parte, no tiene una postura definida sobre la conveniencia o no de recuperar la zona azul. «No hemos tratado el asunto, aunque a mí me llegan por parte de los vecinos las dos posturas», dice. «Por un lado los que están contentos porque no tienen que pagar por aparcar y por otro los que viven en calles donde había zona azul y ahora no tienen sitio para dejar el coche».

Contrato caducado

La zona azul fue eliminada en diciembre de 2014 aprovechando un acuerdo unánime del pleno para regularizar el servicio, ya que el contrato de adjudicación de 10 años a la empresa Estacionamientos y Servicios SAU, que era improrrogable, había caducado en 2007. Después se supo que el Ayuntamiento llevaba varios años sin recibir el canon anual de 7.000 euros que establecía el contrato, lo que desató la indignación entre muchos placentinos al enterarse de que habían estado todo ese tiempo pagando a una empresa privada por estacionar en la vía pública sin que la ciudad recibiera a cambio ninguna compensación. El gobierno local reclamó esa deuda en agosto de 2016 y la tasó en 21.170 euros, pero no aclara si a día de hoy la empresa la ha abonado o no.

La explicación que el gobierno local dio en su día para suprimir la zona azul fue que el servicio se encontraba en una situación tal de irregularidad que el Ayuntamiento ni siquiera conocía cuántas plazas de aparcamiento comprendía exactamente. En el año 2010 la concejalía de Interior encargó un informe para conocer la situación, pero el resultado fue tan farragoso que se decidió aparcar el asunto con el argumento de que no se trataba de algo prioritario. El gobierno del PP se basó para la supresión, por un lado, en un acuerdo de pleno en el que se pedía reordenar el servicio, y por otro en que el Plan General Municipal (PGM), entonces recién aprobado, recogía una reordenación de los espacios de aparcamiento. Fue después cuando se conoció además que la empresa concesionaria llevaba años sin pagar el canon.

Desde la oposición, principalmente el entonces grupo municipal de Izquierda Unida, se inició una campaña para que todos los vecinos que se considerasen perjudicados por la situación, tanto los que desde 2007 hubieran sido multados por aparcar en zona azul, como los que pagaban por la tarjeta de residente, reclamaran la devolución de su dinero. Nadie lo hizo, ni presentando una petición reembolso en el registro municipal ni acudiendo al Servicio Provincial de Recaudación de la Diputación de Cáceres.

Los cuatro trabajadores de la zona azul que tenía contratados la empresa fueron asumidos por el Ayuntamiento, que los reubicó en diferentes servicios municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos