Plasencia en Común reclama una auditoría sobre el origen de la deuda municipal

C. M. PLASENCIA.

El concejal de Plasencia en Común (PeC), Abel Izquierdo, reclamó ayer que se lleve a cabo una auditoría externa para determinar el origen y los responsables de la deuda de 37,8 millones de euros que «ahoga» las finanzas municipales. El edil criticó que los presupuestos locales de 2018, que se van a aprobar hoy en pleno, no contemplan partidas para ir preparando la devolución al Ministerio de Hacienda de los 24 millones de euros que prestó al Ayuntamiento para pagar las huertas de La Isla, la cual habrá que empezar a acometer en 2021 tras el aplazamiento de tres años concedido por el Gobierno central.

Izquierdo anunció que hoy votará en contra de los presupuestos porque considera que no aportan nada para resolver el principal problema de Plasencia, que es que «un tercio de la población tiene problemas para llegar a fin de mes». Criticó además que no sean participativos ni transparentes, y echa en falta «la perspectiva de género». También cree que las nuevas partidas que se crean para privatizar servicios como la limpieza de los colegios públicos sólo consiguen «convertir al Ayuntamiento en una fábrica de empleo precario».

El concejal de PeC, que estuvo acompañado en su comparecencia por la coordinadora local de Izquierda Unida, Sandra Martín, y Julio César Pintos, de Equo, dijo que las únicas diferencias de este presupuesto con el de 2017 son los fondos europeos y los ingresos por el parque eólico. Lamentó además que la partida que se destina al asfaltado de vías públicas esté condicionada a la venta de suelo municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos