Plasencia apuesta cada vez más por empresas privadas para prestar servicios públicos

El mantenimiento del canal de La Isla es uno de los servicios que se han privatizado. :: andy solé
El mantenimiento del canal de La Isla es uno de los servicios que se han privatizado. :: andy solé

La última externalización de limpieza de colegios ha generado un fuerte rechazo entre algunos grupos municipales

CLAUDIO MATEOS PLASENCIA.

La adjudicación de servicios públicos a empresas privadas ha sido una de las señas de identidad del gobierno municipal del PP desde que Fernando Pizarro fue elegido alcalde en junio de 2011, y es una práctica cada vez más frecuente en los últimos años. Varias de estas privatizaciones pasaron más o menos inadvertidas, pero otras, como la reciente salida a concurso de la limpieza de los colegios públicos, han generado un fuerte rechazo en algunos grupos políticos de la oposición, principalmente el PSOE y Plasencia en Común (PeC).

El gobierno local del PP nunca ha ocultado que su principal objetivo en la gestión del Ayuntamiento es prestar los servicios de una manera que sea eficiente desde el punto de vista económico. La oposición le ha acusado por ello de buscar únicamente el ahorro sin tener en cuenta otras consideraciones que para ellos son importantes, como las condiciones laborales de las personas que trabajan para las empresas concesionarias, que casi siempre son bastante peores que las de los empleados municipales.

La primera gran externalización que llevó a cabo el gobierno de Pizarro fue la de la gestión de la plaza de toros, anunciada en noviembre de 2011, pocos meses después de asumir el poder. La justificación fueron las continuas y costosas pérdidas que generaba la explotación directa de los festejos taurinos por parte del Ayuntamiento, que ese mismo año habían generado un déficit de casi 140.000 euros en las cuentas municipales. La plaza de toros salió a concurso entonces por 40.000 euros anuales, que más adelante subieron a 60.500 y que en el último concurso convocado el año pasado fueron ya 71.390 euros.

Otro de los servicios privatizados durante la primera legislatura del PP fue el mantenimiento de los parques infantiles. El entonces edil de Obras, José María Nisa, dijo entonces que el gran crecimiento del número de instalaciones de este tipo, que superan las 70, hacía inviable que los servicios municipales se encargaran de conservarlas en buenas condiciones, teniendo en cuenta además que no sólo se estropean por el uso sino que son objeto frecuentemente de actos vandálicos.

Por la misma época se llevó a cabo otra externalización de un servicio no muy costoso, pero importante para muchos usuarios, como es la limpieza y mantenimiento del canal de baños de La Isla, que en 2014 le fue adjudicado por tres años a la empresa placentina Ambling Ingeniería y Servicios por un importe de 18.056 euros. En 2016 pasado se prorrogó por dos años más. Ese mismo año pasó a una empresa privada, Star Consultin, la redacción del plan de igualdad del Ayuntamiento por un precio de 5.600 euros.

También ha habido privatizaciones que el Ayuntamiento ha usado como último recurso para poner en marcha una servicio. Es el caso del Centro de Recepción de Viajeros del Norte de Extremadura, en la Puerta Talavera, que permaneció sin uso durante meses ante la falta de entendimiento entre el Consistorio y la Junta sobre quién debía dotarlo de personal. La solución del gobierno local fue sacarlo a licitación por un mínimo de 1.800 euros anuales y le fue finalmente adjudicado por 3.144 a comienzos de 2017 al empresario turístico Raúl Virosta.

La privatización de servicios públicos en Plasencia se ha acentuado en los últimos meses. En diciembre de 2016 se adjudicó por 93.881 euros anuales a la empresa Ecolimpieza Facility Service la limpieza, conservación y mantenimiento de las principales instalaciones deportivas municipales, tarea que hasta entonces corría a cargo de los trabajadores del Ayuntamiento.

Un mes después, y también por parte de la concejalía de Deportes, se decidió encargar a una empresa privada la gestión de la escuela municipal de pádel, que salió a concurso por 6.600 anuales y fue adjudicada a Picky Pádel.

El próximo servicio que se va a externalizar es también uno de los más costosos. La limpieza de los colegios públicos de infantil y primaria de la ciudad acaba de salir a concurso en agosto por 377.483 euros anuales para el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2018 y el 31 de julio de 2021.

Para el próximo año tendrá que salir también la nueva licitación del servicio de parques y jardines, ya que el contrato con la actual concesionaria finalizará en septiembre de 2018 tras una prórroga de un año. El precio ronda el millón de euros anuales. Otro concurso que está previsto convocar en los próximos meses es el de la explotación del matadero municipal, que lleva cerca de un año cerrado.

Fotos

Vídeos