Los planes de empleo permiten hacer cerca de 200 contratos temporales

Alumnos de la nueva escuela profesional que está en marcha, ayer durante las prácticas. :: david palma/
Alumnos de la nueva escuela profesional que está en marcha, ayer durante las prácticas. :: david palma

La ciudad solicita nuevas escuelas profesionales para ampliar la formación remunerada

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

La coincidencia en el tiempo del desarrollo de las escuelas profesionales y los planes de empleo de experiencia y para parados de larga duración, a los que se sumará en breve el plan de empleo social, hace posible que sean cerca de 200 los contratos temporales que estén en marcha ahora, según los datos facilitados ayer por el alcalde, Fernando Pizarro.

«Es nuestra humilde aportación a un problema de todos», dijo el primer edil. A un problema, el paro, que ha crecido de hecho en el último mes en la ciudad hasta alcanzar las 4.660 personas desempleadas.

De ahí la importancia de unos planes y escuelas profesionales, especialmente, que permiten a los seleccionados aprender un oficio mientras reciben un sueldo. Es el motivo por el que Plasencia ha solicitado a la Junta de Extremadura cinco nuevas escuelas profesionales (antiguo Aprendizext), tres de ellas en convocatoria ordinaria y dos en la extraordinaria que salió el pasado mes de abril. En cada una de ellas habría 15 alumnos y la subvención total por parte del Ejecutivo autonómico sería de 995.307 euros, mientras que el Consistorio aportaría 11.417.

Quince alumnos recibirán formación remunerada durante un año en carpintería y mueble

Una ampliación de la oferta formativa remunerada que es posible porque la ciudad ha homologado cuatro espacios para poder desarrollarla. Según detalló ayer el alcalde, estos espacios son el nuevo edificio de la Ciudad Deportiva, el aula de naturaleza del parque de Los Pinos, la Universidad Popular y el edificio de los Servicios Sociales, donde ahora además se está llevando a cabo la tercera lanzadera de empleo.

El alcalde realizó ayer estas declaraciones en la visita que realizó a los 15 alumnos de la última escuela profesional que está en marcha, de carpintería y mueble, de la convocatoria extraordinaria de abril, que permite a los alumnos obtener dos certificados de profesionalidad.

La formación teórica-práctica durará un año, hasta finales de octubre de 2018 y en los dos últimos meses los alumnos trabajadores realizarán prácticas en empresas de la zona. Durante la formación reciben el 75% del salario mínimo interprofesional, es decir, 530 euros al mes. Además durante el mismo periodo los alumnos realizan también trabajos para las dependencias municipales. Según detalló la directora de la escuela, Chelo Batuecas, se ocuparán del diseño y fabricación del mobiliario preciso para las mismas, así como de la cubierta de la plaza de toros y la mejora de las escaleras y rampas de Torre Lucía.

El resto de escuelas profesionales demandadas, como ayer recordó el alcalde, se centran en jardinería, albañilería y acabado de construcción y atención sociosanitaria. Sectores que el Ayuntamiento considera que son yacimientos de empleo que permitirán a quienes se forman en ellos acceder al mercado laboral.

Este también es el objetivo de la tercera lanzadera de empleo, que visitó igualmente ayer el alcalde, y de la que forman parte una veintena de personas, de las 300 que se inscribieron, con edades que van desde los 19 hasta los 53 años, y con diferentes niveles de estudios y experiencia laboral.

El objetivo de esta herramienta, que pone en marcha la Fundación Santa María, Telefónica, Junta y Ayuntamiento, es mantener o superar el 60% de inserción laboral lograda en las anteriores. Gracias a la formación que durante cinco meses reciben los seleccionados para aprender las nuevas técnicas de acceso al mercado laboral.

Fotos

Vídeos